Seleccionar página

Los elevados precios de los alimentos en más de siete meses de cuarentena, e incluso antes, se traduce en desnutrición en Venezuela. Pero la peor factura la pagarán los más jóvenes.

«Estamos viendo una generación que no tiene acceso a la educación y no se está alimentando bien, haciendo que en algunos años esto tenga graves consecuencias», comentó el economista Asdrúbal Oliveros en Circuito Éxitos.

Los efectos de la desnutrición en Venezuela 

La nutricionista Susana Raffalli dejo en evidencia una muestra de los estragos de la desnutrición en Venezuela al puntualizar que «las niñas más empobrecidas» del país caribeño tienen una estatura promedio de 6 centímetros menos que sus similares bien alimentados «y casi 1 cm menos que sus pares varones».

«Eso se llama retraso del crecimiento lineal, ocurrió, al menos, durante los últimos 5 años a la vista de todos», enfatizó Susana Raffalli.

La desnutrición en Venezuela cerró el año 2019 en 16% de la población (alrededor de 4.6 millones de personas) según estimaciones de la nutricionista.

“La escala de ayuda que se está recibiendo en comparación a la magnitud del problema no llega a ser suficiente y estamos ante situaciones humanitarias muy por encima de los niveles que se puede manejar para evitar pérdidas de vida”, dijo Susana Raffalli a Aula Abierta Radio.

En el año 2016, el chavismo creó los Comites Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) para moderar la escasez, importando alimentos, pero son recursos insuficientes.

Los Clap se suministran mensualmente y rinden para nutrir a una familia de cuatro miembros por una semana, en el mejor de los casos.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/una-generacion-sin-alimentos-tendra-graves-consecuencias-en-unos-anos-para-venezuela