De los siete días de cuarentena que tendrá que pasar Douglas Madera Buscarini en Puerto Ordaz, ya un día y medio se le ha hecho demasiado largo.

Las condiciones en las que unas 150 personas tienen que vivir una semana en la Fundación Armonía no son aptas para los seres humanos, señala Madera, empresario y futbolista venezolano-italiano, quien indica, además, que muchas de ellas están en condiciones de alta vulnerabilidad.

Madera, quien se comunicó con Caraota Digital, es, según sus redes sociales, un exfutbolista que militó en equipos como Deportivo Italia y Estudiantes de Mérida, y actualmente reside en Italia como representante y relaciones públicas de la industria del fútbol profesional.

A su vez, la Fundación Armonía tiene la siguiente definición en Google: «Agencia de servicios de atención a la tercera edad en Ciudad Guayana». Está ubicada en la carrera Churún Merú de esa ciudad del suroriente del país.

Una promesa, una mentira y una cuarentena inesperada

El denunciante, quien se encontraba en Sao Paulo, Brasil, tenía un boleto desde esa ciudad a Caracas, con escala intermedia en Panamá.

El retraso de ese vuelo hasta el 9 de marzo hizo que se decidiera a viajar a Boa Vista, última ciudad grande de Brasil, a unos 250 kilómetros de la frontera sur, y de allí recorrer por vía terrestre hasta Puerto Ordaz para tomar un avión hacia la capital venezolana.

En Santa Elena de Uairén les hicieron una prueba rápida (PDR) que salió negativa, y él tenía su propia PCR sacada en los días previos. Les prometieron que si otra PDR salía negativa en Puerto Ordaz, estarían libres para seguir.

La promesa se volvió mentira cuando al día siguiente les cobraron $30 para llevarlos de Santa Elena a Puerto Ordaz, y una vez en la ciudad no solo no les hicieron otra PDR, sino que les dijeron que tenían que pasar una semana de cuarentena, señaló Douglas Madera.

El problema es que la cuarentena no se puede hacer en la casa, sino en condiciones deplorables de salud, y además con un régimen en el cual los desplazamientos están limitados.

Douglas Madera está haciendo esta denuncia, señala, no pensando en él, sino en las miles de personas que tienen que pasar todos los días por situaciones similares, a las que define como de “mentira y abuso” en un lugar en el que lo que está pasando él, señala, lleva meses pasando, y con gente que no tiene más remedio que soportarlo.

«Si la cuarentena es obligatoria, el lugar para ello tiene que ser digno», señala.

No te pierdas el video grabado por Madera con las condiciones de la Fundación Armonía en Caraota Digital, directo al grano:

https://www.caraotadigital.net/nacionales/una-cuarentena-sin-servicios-obligan-a-pasar-en-puerto-ordaz-a-quienes-vienen-de-brasil-video