La suspensión de Directv es una clara violación al derecho de libertad de expresión. El régimen se vale de esto para acusar nuevamente al Gobierno de los Estados Unidos. SIn embargo, esta decisión se hubiese evitado si hubiesen querido colaborar.

Las sanciones estadounidenses establecen que Globovisión y PDVSA TV no podían ser transmitidos. A pesar de esto, Conatel obliga a que toda señal nacional debe recibir transmisión. Esta es la verdadera razón de suspensión de Directv del país.

Esta medida tiene serias implicaciones desde la perspectiva de derechos humanos, específicamente el acceso a la información y la libertad de expresión, ya severamente limitados desde hace varios años por la acción de las autoridades de Venezuela.

El régimen sigue violando derechos humanos

Es común decir que en Venezuela el régimen abusa de su poder para violar derechos humanos, convirtiendo al país en un Estado regresista.

En el ámbito local, una política restrictiva y arbitraria caracteriza al Estado venezolano, que viola regularmente estándares mínimos en materia de derechos humanos, lejos de una lógica garantista y progresiva.

Desde 2004, más de 200 medios de comunicación cerraron en el país, la mayoría por órdenes de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), bajo procedimientos poco transparentes, arbitrarios, discrecionales, confiscación de equipos y con ausencia de debido proceso. 19 de estos medios eran canales o plantas televisivas.

https://www.caraotadigital.net/hoy/suspension-de-directv-regimen-afecta-13-millones-de-personas