Seleccionar página

La muerte de los hermanos Silvia y Rafael Sandoval Armas de 72 y 76 años no son un caso aislado; en Venezuela los abuelitos están en riesgo de muerte cada día porque el dinero de su pensión, apenas de Bs. 400.000, es insuficiente para poder vivir.

.

Silvia y Rafael llevaban varios días muertos. Tenían tiempo sin fuerza, desganados y desamparados por la indolencia de las autoridades cuyas políticas económicas llevaron a Venezuela a la hecatombe. El lunes una de las vecinas que les llevaba algo de comida se percató que no abrían la puerta. 

La vecina, asustada, espero pacientemente antes de llamar a las autoridades. No vio ninguna sombra en el apartamento 94 de las residencias Villa II de Puente Hierro, en Caracas, tampoco movimiento de luces. Allí encendió las alarmas. Contactó a otros vecinos quienes llamaron a los bomberos.

Ante la imposibilidad de forzar la cerradura, el cuerpo bomberil entró al apartamento mediante técnicas de rapel. Allí encontraron la lamentable escena: Rafael muerto en su cuarto y Silvia en la cocina, ambos muertos por una deficiencia proteico calórica: Desnutridos.

El cruel destino de Silvia y Rafael es el mismo al que están expuestos los pensionados que viven únicamente del pago estatal. Así lo relató ante las cámaras de Caraota Digital Yanexy Rojo.

«La familia tenía que haber actuado, pero es lamentable lo que sucedió. Nadie puede comprar algo con Bs. 400.000 que es la pensión. Lo que a uno le llega es para medio comer; si compras una cosa, no puedes comprar otra. Yo trabajo y en los últimos meses he pasado hambre», sentenció.

Abuelitos que dejaron a su suerte

Muchos abuelitos son abandonados por sus hijos y nietos, quienes buscan un mejor futuro en otras latitudes a causa de la migración que provocó la crisis venezolana. Reinel Montoya catalogó esta situación de «horrible», porque nadie merece morir de esa forma, sin familia y con el estómago vacío.

«La situación es angustiante. Yo recibo la pensión y casi no me alcanza para comprar dos panes. Apenas leí la noticia de Silvia y Rafael… Eso me pareció horrible, muy feo«, puntualizó.

A menos de que la situación económica en Venezuela cambie, los abuelos seguirán siendo el rostro más vulnerable de la crisis venezolana. Sin medicamentos, alimentos y ante el frío de la soledad, no les espera un destino diferente al de Silvia y Rafael.

https://www.caraotadigital.net/sucesos/sufrimiento-y-angustia-los-abuelitos-en-venezuela-estan-en-riesgo-por-desnutricion