Seleccionar página

El secuestro es uno de los peores delitos y si se trata de una niña es abominable, cruel, absurdo, injusto e imposible de comprender.

Antonella es una hermosa niña de apenas 4 años de edad que fue arrebatada de los brazos de su tío en la población de Colón el pasado 1 de enero.

Así comenzó el año para la familia Maldonado Roa, quienes viven una película de terror que esperan pronto acabe con el retorno sana y salva de Antonella.

Ha pasado casi una semana y aún se desconoce el paradero de la pequeña.

Este terrible secuestro tiene consternada a la sociedad tachirense, como muestras de solidaridad las personas se han activado a través de las redes sociales para pedir su libertad.

Todo ocurrió en el barrio Pérez de Tolosa, en el municipio Ayacucho al norte del Táchira, el 1 de enero en la tarde cuando sujetos a bordo de un carro blanco, intentaron llevarse a la niña y le dispararon a su tío cuando este puso resistencia.

Todos los días el obispo de la diócesis de San Cristóbal Mario Moronta hace una oración por la libertad de Antonella, en la eucaristía que es transmitida por el canal regional.

Moronta ha través de la oración ha tratado de tocar el corazón de los captores para que entreguen, cuanto antes, a la niña sana y salva.

Los organismos de seguridad como la Fuerza de Acciones Especiales (Faes) y el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) se activaron desde que ocurrió el plagio, sin embargo como es común en estos casos no hay detalles de las averiguaciones.

Lo cierto es que el caso ha llenado de conmoción y tristeza a las familias quienes realizan cadenas de oración por la libertad de esta pequeña que debe estar en casa con el amor de sus padres y jugando con sus muñecas.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/se-celebran-cadenas-de-oracion-por-la-libertad-de-la-nina-antonella-maldonado