El ambiente electoral está turbio. El gobierno sigue adelante con su jugada y mantiene una constante, la de poner a dudar al ciudadano sobre la confiabilidad del proceso. La migración de centros electorales -incluyendo la migración de municipios y hasta de estados- y el cambio en el reglamento electoral por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), para la elección de los diputados indígenas solo promueve y persigue una sola respuesta: Así, yo no voto.

Comenzamos con las migraciones, siempre han existido, pero esta vez parecen ser usadas con pinzas. Son muchos los periodistas en todo el país los que sufrieron de este “error”, la idea es visibilizarlo lo más posible para que el ciudadano común se enfrente al “no hay condiciones” y ataque cualquier intento opositor de participar -incluida la “rebelión de las cédulas planteada por Capriles- porque es la garantía de tener que movilizar poca gente, si es que se realiza el acto electoral el venidero 6 de diciembre.

En el caso de la elección de los representantes indígenas, se pretende convertir el derecho al voto directo en uno indirecto o de segundo grado que prevé que las poblaciones indígenas se reunirán en “asambleas comunitarias” para seleccionar a sus voceros que luego participarán en “Asambleas Generales” para elegir a “mano alzada” a los diputados de los pueblos indígenas.

Esta forma de elección tampoco es nueva y ya había sido planteada en el 2011 cuando el Tribunal Supremo de Justicia emitió a través de la Sala Constitucional “dar el visto bueno a la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, la cual estipula que los miembros de las juntas parroquiales no serán escogidos en elecciones universales, directas y secretas, sino que serán designados por los consejos comunales con el aval de asambleas de ciudadanos”. Les dejo la sentencia para su consulta http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/mayo/199013-355-16517-2017-11-0120.HTML

Lo cierto es que las elecciones siguen el curso programado, aunque he reiterado que no se harán este año, y la oposición sigue deshojando la margarita en participar o no. Todo pasa por lograr las condiciones mínimas y el visto bueno del gobierno norteamericano. Del otro lado, se gana, aun perdiendo.

¿Suspendidas?… La simple sugerencia realizada por el presidente norteamericano Donald Trump de suspender la elección del venidero 3 de noviembre, diciendo que “podría contener el mayor fraude de la historia”, al hacer mención del uso del correo para emitir el voto en medio de esta pandemia. Hubo una contracción de la economía y esa pudiese ser una salida, pero, no se confundan, el sistema allá funciona y es difícil que se logre suspender el proceso, como también es cuesta arriba que Trump no sea reelecto por los colegios electorales.

Indignación… Por decir lo menos, es lo que producen los anuncios emitidos desde la Gobernación del Zulia. “A partir de este momento junto al gobernador (Omar) Prieto y los cuerpos policiales se desplegará una orden de operación en las estaciones de combustible para que nadie pueda pernoctar en las mismas”. Y lo cumplieron. En la noche de jueves a viernes fueron retenidos 33 vehículos. Yo quiero preguntar por qué atacar al ciudadano que busca surtir su carro de gasolina y no a los militares o funcionarios policiales que “administran el orden”. El retorno a “solo sectores priorizados” es regresar a que los uniformados vulneren derechos de pacientes crónicos, médicos y pare de contar solo por privilegiar a quien tenga una forma especial de colaboración. La gasolina ya está en $2 el litro nuevamente y un pasaje urbano oscila entre los 100.000 y los 200.000 bolívares.

Monómeros… Como venezolano aplaudo que la junta ad hoc de Pequiven en Colombia, me refiero a la empresa Monómeros, presentara el balance alcanzado en lo que va de gestión al servicio del gobierno interino que encabeza el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. Y es que los venezolanos necesitamos recuperar la credibilidad en las instituciones y la transparencia en el manejo de los recursos que nos pertenecen como nación. Guaidó hizo llamado formal a las juntas de Pdvsa y Citgo a hacer lo propio. Ya estaba bueno de las presentaciones maratónicas de los “cuentos sin memoria”, necesitamos cuentas sin cuentos. Esto también aplica para lo que ocurre con el bono “Héroes de la salud”, el cual me indican que, lamentablemente, no se pudo hacer efectivo esta semana, “pero estamos pronto a ejecutarlo y comenzaremos por Occidente”.

Gimnasios… El presidente Nicolás Maduro anunció que los llamados “gimnasios verticales” podrían habilitarse para albergar a enfermos asintomáticos de Covid-19 “por lo menos en Caracas”. En caso de trasladar esa medida al Zulia, en especial a Maracaibo, serían instalaciones a estrenar porque solo han servido para lucro de unos pocos bolsillos. El único operativo, casi desde su construcción, es el ubicado en la parroquia Raúl Leoni, al lado del colegio La Chinita. La razón, la avenida cercana era el punto de concentración de todas las actividades políticas del expresidente Hugo Chávez.

Tarjeta… Sigue en peligro la tarjeta y los símbolos del partido Un Nuevo Tiempo. La presión oficialista para que inscriba candidatos es alta. Como lo dije en esta columna, no confían en Chaim Bucaran y estarían buscando a quien entregarle el partido.
Fortalecido… Así podría terminar un partido político en el Zulia en medio de esta pandemia. Hay varios dirigentes y militantes que no ven con desagrado la tolda y esto forma parte del sismo político que advertimos se avecinaba.

The post Sandy Ulacio García: Cuentas sin cuentos appeared first on LaPatilla.com.

Source