Search
Close this search box.

Robert Alvarado: Saab y Silva, agentes distractores o trapos rojos

“El hombre llega mucho más lejos para evitar lo que teme que para alcanzar lo que desea.” Dan Brow

Para mis adentros, lo del abogado Jesús Silva, candidato a Rector de la UCV, quien fue detenido y será presentado por el Ministerio Público en las próximas horas ante el Tribunal de la causa, por la comisión de delitos de Violencia de género y otros más, como lo anunció mi amigo @tarekwilliamsaab, así como otras noticias oficiales, son reales trapos rojos frente a los 170 millones de dólares que le habría costado al erario público, o sea, a todos nosotros, la defensa de Alex Sabb, peor aún, ante lo importante y negativo del “PROYECTO DE LEY DE CIUDADES COMUNALES”, sometido a “Proceso de Consulta Pública”, léanla a ver si seguirá siendo suya la cama donde se levantan, como comentó en un chat el Prof. Ángel Zerpa.

Muchos son los agentes distractores en estos últimos días, no es para menos, el cambio propuesto violentando nuestra Carta Magna busca quitarnos lo poco que nos queda, de ahí que sea imperativo mantenernos embobados en hechos que si bien revisten cierta importancia no comportan tanta relevancia como para engancharnos de tal forma que dejemos de percibir que nos están estrechando el cerco como a cachilapos en la sabana. Desde hace tiempo Jesús Silva venía agrediendo a su cónyuge, por menos he visto parar en la cárcel a más de uno, incluso, con cargos inventados por féminas hay hombres purgando condenas, sin embargo, la impunidad de Silva parece haber llegado a término esta semana en beneficio del régimen, porque de otra manera seguiría cual guapo de barrio, que realmente es lo que es.

Mientras el alto gobierno cubre con un manto protector a quien comandaría una red inmensa de lavado de dinero, Alex Saab, tildado también de ser el mayor testaferro de Nicolás Maduro y su familia, incluyendo a Cilita, ese mismo alto gobierno alienta vanas esperanzas con la pronta extradición del paisano de Shakira a EEUU, extradición que está compitiendo con el Covid como agente distractor en medio de otras realidades, por ejemplo, el nuevo cono monetario que ingresó al torrente financiero sin pena ni gloria. Si había un avioncito cerca de Cabo Verde, le añaden dos o tres más para que la expectativa sea mayor.

¿Alguien se ha tomado la molestia de revisar el ordenamiento jurídico de la isla, al menos la norma adjetiva penal o código procesal penal? Aunque sólo faltaría que la Corte Constitucional de allá verifique la constitucionalidad del pronunciamiento del máximo tribunal que pondría a Saab, no al Fiscal General, en el umbral que lo llevará en un santiamén a Miami, al parecer quedan recursos por ejercen que retrasarían el tan anhelado momento, inducido estratégicamente sin otro fin que el de hacer pasar desapercibido el esfuerzo descomunal del régimen para evitar lo que muchos vaticinan como inevitable.

Mi intención no es confrontar a quien así piense, sólo aspiro advertir los artificios ideados para hacer imperceptibles realidades que en el fondo están dando al traste con nuestra calidad de vida, erosionando nuestra libertad y confinando nuestros derechos civiles al trasto de la basura, y la anestesia no es otra que ponernos a hablar de Alex Saab o Jesús Silva, en un contexto donde la tertulia se extiende sin percatarnos que ningún avión sale desde Cabo Verde con el barranquillero y con la prontitud vaticinada por un aparato comunicacional que desde las sombras responde a los intereses del régimen.

¿Cuántas horas han trascurrido desde que se anunció la autorización de la extradición de Alex Saab por parte del Tribunal Supremo de Cabo Verde? Hace dos días fue eso y el reloj sigue su curso sin que veamos el avión G-550 de la DEA despegar de la Isla de Sal con el pasajero que desde ya equiparan a Pavaroti. Les cuento, al avión les apagaron las turbinas y no se sabe cuándo se las vuelvan a prender y si lo hacen, tal vez sea para cumplir otro cometido. Tanto como ustedes, mis queridos lectores, deseo que Alex Saab sea extraditado a EE.UU., pero bien saben ustedes, permítanme la expresión, que deseos no empreñan, y tan es así, que habremos de seguir esperando por ese momento que anunciaron como inminente connotados medios de comunicación internacionales, CNN el primero de la lista.

No es malo crearse expectativas con la extradición de Alex Saab a EE.UU. o pensar que se está haciendo justicia en el caso de Jesús Silva, lo que, a mi juicio, es preocupante, realmente preocupante, es prestar poca atención, por ejemplo, al debate parlamentario, irrito por lo demás, en el cual se aprobó el 11 de los corrientes en primera discusión el “PROYECTO DE LEY DE CIUDADES COMUNALES”, orientado a instaurar el Poder Comunal, estructura diferente y  paralela a la político-territorial tradicional de Venezuela, pese a que la aprobación y aplicación de esta ley carece de bases y respaldo constitucional.

“De esta manera la Asamblea Nacional se aboca con la urgencia debida, a reconocer e interpretar jurídicamente la realidad del país, para transformarla integralmente en todo su contexto, con el compromiso Constitucional y democrático de facilitar y consolidar el ejercicio del autogobierno comunal que emerge en el territorio nacional como producto del desarrollo integral del Poder Comunal en la Comuna”.

Ahí les dejo eso que leí en la “EXPOSICIÓN DE MOTIVOS” del mencionado proyecto de ley, transformación integral de la realidad del país es lo que viene, o sea, este avión con el Poder Comunal a bordo, no el de Alex Saab, ya despegó y está por aterrizar, sin mayores contratiempos, en su “Ámbito de aplicación”, cual es:

“Artículo 2. Las disposiciones de la presente Ley son aplicables a todas las organizaciones, expresiones e instancias de agregación del Poder Popular, los sectores sociales, así como las personas naturales y jurídicas, tanto de derecho público como privado, que se relaciones con las Ciudades Comunales”.

Como para dejar de pensar en Alex Saab y los moretones de la esposa de Jesús Silva, que en todo caso serán muy poca cosa ante los malestares que se avizoran con esta nueva ley, ley escrita en minúsculas por razones obvias. No se distraigan…


Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com     robertveraz@gmail.com     grsndz629@gmail.com     o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/ y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!

The post Robert Alvarado: Saab y Silva, agentes distractores o trapos rojos appeared first on LaPatilla.com.

Source

Compártelo:

Related Posts