Este es el título de un Foro organizado por la sociedad venezolana de ecologistas (S.V.E) y la Sociedad Venezolana de Ingenieros Forestales ( S.V.I.F) a realizarse el día 25 de Febrero del 2021.

Como conservacionista con más de 45 años viviendo al Sur del Orinoco, consciente de la gran fragilidad de los R.N.R, gran parte de mi tiempo lo he dedicado a su defensa, tan es así que después de mucho luchar por estas causas acompañado por un pequeño grupo de personalidades de la Sociedad Civil Organizada pertenecientes a colegios profesionales, comerciantes, empresarios, estudiantes y militares activos decidí crear una O.N.G para tener más fuerzas en la lucha contra la destrucción de los R.N.R al Sur del Orinoco, a esta O.N.G se le dio el nombre de Sociedad Conservacionista de Guayana (S.C.G) a la cual se le dio la correspondiente personalidad jurídica registrándola ante los organismos competentes, una vez cumplido con todos los requisitos fui nombrado como su primer Presidente, cargo que ejercí durante más de 5 años.

Además de 1986 a 1989 fui asesor de la Comisión de Ambiente y Ordenación del Territorio en el Estado Bolívar y luego 1990 a 1993 me desempeñé como asesor de esa misma comisión pero del Senado (a disposición ambas credenciales).

Celebro la realización del evento pero, tengo dos inquietudes: ¿Por qué se tardó tanto tiempo en celebrarla? cuando ha debido realizarse inmediatamente de ser promulgado el decreto del Arco Minero, a sabiendas que en sus 116.000 kilómetros quedaban incluidas grandes áreas decretadas con anterioridad como Reserva Forestal, cuyo caso más emblemático y polémico es el de la Reserva Forestal Imataca. En segundo lugar estoy altamente sorprendido por estar como panelista en el Foro los ingenieros Omar Carrero Niño ex presidente del Servicio Forestal Venezolano ( SEFORVEN) y José Lozada ex funcionario del M.A.R.N.R en el estado Bolívar durante los 10 últimos años de la década de los 80.

Carrero Niño en su condición de Presidente de SEFORVEN estuvo presuntamente involucrado (de 1990 al 1994) en graves hechos violatorios a la Ley Penal del Ambiente y Requisitos contemplados en las concesiones otorgadas para su explotación maderera en las Reservas Forestales y para ser más precisos en la de Imataca. Por tales motivos la Dra. María Pérez Dupuy, Juez 5º de primera instancia en lo penal de área metropolitana el 22 de Octubre de 1993 dicta auto de detención contra Carrera Niño y el Ing. Rodríguez Delfín ambos funcionarios de SEFORVEN y otros empresarios de la madera. Lo más notorio de este juicio es que se inicia por una solicitud de Carrero Niño y su grupo contra mí por Difamación e Injuria. Por tal motivo fui citado por la Juez Pérez Dupuy la cual me solicitó pruebas de los delitos ambientales por mi denunciado en la prensa nacional y regional cosa la cual hice. Después de mi comparecencia la Juez vino a Guayana y visitó los sitios donde se habían cometido los presuntos delitos, regresa a Caracas y es cuando dicta auto de detención contra Carrero Niño y su grupo de empresarios.

Estos señores valiéndose de su poder político y económico solicitan la erradicación del Juicio al Estado Bolívar y en efecto procedió su solicitud. El juicio fue tomado por el Juez Superior Primero en lo Penal del segundo circuito del estado Bolívar Roberto Delgado Salazar, el cual se desestimó las causales por lo que la Dra. Pérez Dupuy había dictado los autos de detención quedando en libertad los involucrados. Pero lo más increíble de todo esto es que 2 años después el 22 de Febrero de 1995 fui citado por el Juez Delgado Salazar. Pensé que sería yo el enjuiciado como esperaba mis acusadores. Pero, mi gran sorpresa fue que el citado Juez después de darme una clase magistral sobre delitos ambientales me entrega un escrito donde él echaba por tierra la decisión de la Dra. Pérez Dupuy y me nombran como integrante de una comisión para la vigilancia de las actividades forestales en la Altiplanicie del Nuria y la Reserva Forestal de Imataca en mi condición de Presidente de la S.C.G, función que nunca realicé por haber recibido mensajes anónimos que ponía en peligro m i integridad personal y el de mi familia.

Esto por mi parte tiene una sola lectura y es la que el Juez Roberto Delgado presuntamente recibió instrucciones de arreglar el juicio, motivo por el cual no tomó ninguna medida en mi contra. En relación al Ing. Lozada diré que durante su función como empleado del MARN en el estado Bolívar del año 1987 al 1990 durante los cuales se cometieron muchas violaciones a la Ley Penal del Ambiente tan grave como el hecho de que los mineros se instalaron para ejercer Minería Ilegal y contaminante en los lagos formados por las represas de Macagua y Carruachi, a tal punto que por primera vez en la historia en el Estado Bolívar se comprueba la intoxicación mercurial en humanos , habitantes ribereños de los caseríos aledaños ubicados en los caseríos de Santa Rosa, Carruachi y Carruachito (ver informes LITOS Y PLEXUS). Además continuaba en el estado Bolívar las explotaciones ilegales de maderas, pero, el Ing. Lozada nunca opinó a nivel personal ni actuó como funcionario del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales Renovables ante tantas irregularidades cometidas en Guayana durante el desempeño de su cargo.

Después del año 90 se fue a Mérida donde realizó una Maestría en Manejos de Bosque, un Doctorado en Ciencias Ambientales y se desempeñó como profesor universitario. Del mes de Octubre del 2018 al mes de Noviembre del 2020 se desempeño como Gerente General Forestal de la Empresa MAVETUR la cual en la actualidad maneja lo que queda del bosque más grande del mundo plantado por técnicos de la C.V.G y CONARE, el cual se encuentra en vía de extinción, situación esta que convalidó el Ing. Lozada por no haber dado a conocer durante estos dos años la verdadera situación de dicho bosque, por lo tanto lo considero responsable tanto de la destrucción de los recursos naturales de Guayana y del bosque conocido mundialmente como Uverito.

En relación la caso Carrero Niño todavía conservo todos los documentos que presenté en su oportunidad a la Dra. Perez Dupuy y en los cuales todavía mantengo que sí hubo violaciones a la Ley Penal del Ambiente y los planes de manejo por parte de los concesionario en la Reserva Forestal de Imataca avalado por él, los cuales haré llegar al Presidente de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Forestales y a la Presidenta de la Sociedad Venezolana de Ecología.

Manuel Nuñez
CI. 2631501
Correo: manuelnunez178@gmail.com

The post Reservas forestales al sur del Orinoco: pasado, presente y futuro, por Manuel Núñez appeared first on LaPatilla.com.

Source