Seleccionar página

Diariamente estamos siendo testigos del bombardeo de noticias negativas sobre la situación social y económica a nivel mundial causada por la actual crisis sanitaria. Para nadie es un secreto que prácticamente el 80% de todas las empresas han tenido resultados desfavorables al compararlo con el año anterior. En el peor de los casos se han reportado grandes empresas, muy conocidas, que no han podido sobrellevar la situación y han tenido que cerrar sus puertas. Esto a su vez genera un efecto cascada, ya que el cierre de grandes empresas impacta negativamente en sus trabajadores que se quedan sin empleos, y en empresas de menor escala que dependían de forma directa o indirecta de ellas.

La mayoría de las empresas que continúan operativas están adoptando distintas estrategias empresariales como son fusiones, cierre de sedes, reestructuración y ahorro de costes, reducción de plantilla, venta de línea de negocios, venta de activos. Es muy importante que las empresas antes de tomar decisiones evalúen sus necesidades internas, y sólo tomen las estrategias que asumen otras compañías como referencia.

Para el resto de las compañías que no han cambiado sus prácticas, que están esperando lo que pueda pasar en los próximos meses, mi recomendación es que empiecen a tomar previsiones antes que se los lleve la crisis. No hay nada peor ni más dañino que una toma de decisiones a destiempo. 

En Venezuela el panorama empresarial no es muy distinto al resto de los países, se avecinan meses muy duros dónde cada decisión tomada es muy importante para poder asegurar la permanencia operativa. La principal preocupación que he observado en el sector consiste en cuáles segmentos del negocio se debe invertir el dinero, para protegerse de la inflación, devaluación y que la compañía no se descapitalice.

Considero que uno de los sectores principales que en estos momentos se debe invertir es el tecnológico. Hay que adecuarnos a los nuevos tiempos, invertir en redes, servidores, sistemas y complementos para trabajar a distancia. A pesar de los problemas de internet y electricidad que existen en Venezuela, tenemos que adaptarnos al teletrabajo, es una realidad que a mi parecer llegó para quedarse a nivel mundial.

Al siguiente sector que recomiendo destinar recursos es a Marketing. Es muy importante continuar presentes en las redes sociales, ser creativos en las publicaciones. Los clientes deben tener el nombre de nuestra marca muy presente para confiar en nosotros cuando la situación mejore.

4Se debe continuar con la práctica de invertir los bolívares sobrantes o ahorrados en valores que te protejan de la inflación y devaluación. Ahora es buen momento de invertir en criptomonedas, las cuales están generando rendimientos superiores a la compra de divisas o mercancías. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que el mercado de las criptomonedas es relativamente nuevo, y los riesgos de fraudes o de caída en su cotización son mayores. Si quieres iniciar en el mundo de las criptomonedas es aconsejable que te asesores de un buen profesional para minimizar los riesgos.

Una última sugerencia es que inviertas en tu capital humano, que sea el último recurso que recortas, ya que son ellos la materia prima que genera la productividad al negocio. Se ha demostrado que la compañía pierde más dinero con una alta rotación de personal y con despidos sustentados en el supuesto “ahorro de dinero” al cortar la antigüedad del trabajador, que manteniendo a tu personal en la plantilla e invirtiendo en su capacitación.

https://www.analitica.com/opinion/recomendaciones-a-las-empresas-venezolanas-para-invertir-y-continuar-operativas/