Seleccionar página

Quienes trabajaban de la recolección de basura en el vertedero de Cambalache, ahora lo hacen en Cañaveral.

A finales de 2016 debió estar listo el relleno sanitario que el exgobernador Francisco Rangel Gómez prometió en septiembre de 2012. Hoy la obra quedó a medias y el sector Cañaveral es un vertedero a cielo abierto, donde laboran los que por años se dedican a la recolección de basura.

Hierro, plástico y aluminio son los materiales que recolectan de las toneladas de desechos que diariamente depositan en la zona, muy cercana al río Orinoco. Esto significa un riesgo por los lixiviados que allí se generan.

Ni Gobernación ni Alcaldía de Caroní envían maquinarias para al menos limpiar el terreno. Habitantes de la zona y trabajadores que acuden allí, se encargan de hacerlo manualmente para que puedan pasar los vehículos. Si no lo hacen, igual funcionarios militares los obligan.

Giovanny Guzmán lleva 15 años trabajando de la recolección de basura, primero en Cambalache y ahora en Cañaveral. Solicitó a las autoridades la dotación de maquinarias.
«Necesitamos maquinarias para que se nos haga fácil el trabajo. Aquí recolectamos hierro, plástico y aluminio. Nosotros mismos limpiamos esto para que lleguen los carros, porque ya no hay dónde botar basura».

Como Guzmán, hay varios que no pernoctan en Cañaveral. En solo un sector hay como 30 familias que se mudaron de Cambalache. Guzmán vive en San Félix, va al vertedero a hacer la recolecta y retorna para hacer el cambio en una recicladora en San Félix. Ese es el sustento para su familia.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/recoleccion-de-basura-el-sustento-de-guayaneses-en-el-vertedero-de-canaveral