Seleccionar página

En artículos anteriores se ha tratado o hecho referencia sobre el secuestro por parte del régimen de la estructura institucional venezolana en todos los niveles (nacional, regional, municipal y local), secuestro que continuamente, sin ninguna menudencia de recato, se ha vanagloriado como un logro de su sistema totalitario dictatorial denominado como el Socialismo del siglo XXI, violando la constitución nacional, reprimiendo a quienes se manifiesten en contra del régimen, censurando cualquier medio de comunicación que se atreva a difundir la realidad de Venezuela, entre otros actos tiránicos.

La evidente tergiversación institucional gubernamental para convertirse en centros de corrupción, manipulación y sometimiento al ciudadano ha llevado a la ingobernabilidad, al incumplimiento de los derechos fundamentales y constitucionales que todo ciudadano venezolano debe gozar trayendo como consecuencia el inevitable proceso de destrucción progresiva de Estado Democrático Venezolano. Los abusos del uso del poder se ha vuelto habituales en nuestra nación, por lo que el ciudadano venezolano se siente cada vez más desamparados y sin protección de los desmanes y atropellos de quienes ejecutan las ordenes de sometimiento y represión del régimen; un ejemplo de ello, la masacre ocurrida en el sector caraqueño La Vega el pasado primer fin de semana de enero de 2021, donde se estimaron al menos 23 muertos como resultados de los operativos de exterminios ejecutados por la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional FAES, donde su director, Miguel Domínguez usa como pretexto “garantizar la seguridad de nuestro pueblo” pasando por encima de los procedimientos judiciales establecidos en Venezuela y quebrantando los derechos humanos. Estos ajusticiamientos como tácticas represivas no son las únicas faltas graves que ocurren en Venezuela, es necesario agregar el incremento de las restricciones a la libertad de expresión, la persecución y el ataque a medios de comunicación, a periodistas, a activistas, ONG y algunos otros actores que estén determinados a denunciar las violaciones continuas a los derechos humanos y la defensa de los mismos y de la recuperación de la democracia venezolana. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su profunda preocupación por la censura intensificada por parte del régimen y por las actuaciones ilegitimas y violentas asumidas por el FAES, ambos casos como máxima expresión de la conversión de Venezuela a un Estado Fallido.

También es importante considerar en nuestra ruta hacia la democracia la Exhortación Pastoral ante la Gravísima situación del país que publicó el 11 de enero de 2021 la Conferencia Episcopal Venezolana, en el cual se reitera la prioridad de un cambio radical en la conducción política, por lo que se exhorta  a quienes se encuentran en estos momentos en el poder, la disposición a una transición pacífica y democrática que conduzca a una verdaderas elecciones presidenciales y parlamentarias que cumplan con las condiciones de libertad e igualdad. Esta exhortación de la Conferencia Episcopal viene acompañada de una serie de argumentos que describen como el sistema político que actualmente dirige al país ha llevado a la decadencia de la institucionalidad gubernamental, como el modelo económico que empobrece al venezolano, las violación de la Constitución, el deterioro de la educación, salud  y servicios básicos, la celebración de un proceso “electoral” irregular, lo que nos lleva a ratificar, desde este espacio, como Venezuela se ha convertido en un Estado Fallido, donde la estructura económica, política, social e institucional se ha deteriorado donde hay ausencia del estado de derecho, falta de pluralismo político, pérdida parcial de la soberanía debido a presencia de grupos armados, la represión como política de estado, incapacidad de satisfacer servicios básicos al ciudadano, quiebre de la economía con acciones que han llevado a la debacle y el empobrecimiento del país.

Por ello, quienes estamos dispuestos a continuar con la lucha por la recuperación de la democracia, seguimos trabajando en sintonía con la Asamblea Nacional legitima y el Presidente (E) Juan Guaidó en concretar los pasos y acciones que nos lleven al avance estratégico de la ruta por la conquista de la transición, la consolidación de un Gobierno de Emergencia Nacional y la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, objetivos que se lograrán alcanzar con la fuerzas democráticas unidas, el respaldo internacional y más importante con el ímpetu de los venezolanos por alcanzar la libertad de Venezuela.

Rafael Veloz García.
Diputado de la Asamblea Nacional por Caracas (electo 6.12.2015) y PARLASUR. Expdte Federación Interamericana de Abogados. FIA. Miembro de la  Dirección Nacional del Partido Voluntad Popular

The post Rafael Veloz García: Venezuela convertida en un estado fallido appeared first on LaPatilla.com.

Source