Seleccionar página

DW analiza los reclamos y afirmaciones sobre las denuncias de presunto fraude en el escrutinio de votos en las elecciones en Estados Unidos.

Fotografía de Tami Chappell | AFP. Tomada de DW en Español

El recuento de votos en Estados Unidos es seguido con expectación por millones de personas en todo el mundo. Las acusaciones y reclamos infundados de un escrutinio engañoso y de un amplio fraude electoral se extienden por las redes sociales. A menudo con información fragmentada y videos editados con ese propósito, esos reclamos pintaron varias veces un panorama inexacto.

La verificación de datos de DW profundizó en algunas de las acusaciones que más se viralizaron.

1. Papeletas quemadas

Reclamo:

El hijo del presidente Donal Trump retuiteó un video que él describió como la quema de papeletas de votos enviados por correo.

Verificación de los hechos:

El video se viralizó en las redes sociales con más de un millón de clicks, fue borrado, y más tarde volvió a ser posteado una y otra vez.

Decenas de miles de cuentas de Twitter retuitearon el video. Para muchos, tal vez este era supuestamente una prueba de lo que varios republicanos, incluyendo al presidente, habían afirmado falsamente durante semanas: que las boletas envidas por correo conducen al fraude y son más susceptibles de ser manipuladas. Pero el video muestra solo boletas de muestra de Virginia Beach, como confirmó esa ciudad en su sitio web.

Funcionarios de Virginia Beach señalaron que esas muestras de boletas que fueron quemadas no tenían código de barras, el cual sí puede encontrarse en las papeletas válidas.

El video, de acuerdo con esas informaciones, no muestra que se están quemando votos válidos a favor de Trump.

2. Recuento unilateral de votos 

Reclamo:

En un Tweet viral compartido posteriormente en Facebook, un usuario afirmó:

«Wisconsin se tomó un descanso, y cuando regresaron, Biden casualmente se adelantó por 100k … así es como sucede esto, gente».

Verificación de los hechos:

Esta y otras afirmaciones similares en otros estados se han hecho sobre lotes de votos principalmente enviados por correo, diciendo que se cuentan uniltaeralmente los del ex vicepresidente Joe Biden. A lo largo de las elecciones, Trump y otros republicanos pusieron en duda las papeletas de voto por correo y las preocupaciones sobre el coronavirus. Sin embargo, para los sectores de población más vulnerables y para aquellos preocupados por el riesgo de COVID-19 para la salud de su familia, las boletas por correo pueden haber sido la forma más segura de votar.

Muchos, incluida DW, predijeron antes de las elecciones que el conteo inicial de votos el día de los comicios le daría una ventaja a Trump, pero más tarde los recuentos de votos se volverían a favor de Biden, una vez que se contaran los votos válidos por correo. Una encuesta del instituto independiente Pew Research Center antes de las elecciones indicó que el 25% de los partidarios de Trump planeaban votar en ausencia o por correo, mientras que el 51% de los partidarios de Biden planeaban hacerlo de esa manera. Además, algunos estados no permiten que se cuenten las boletas enviadas por correo hasta el día de las elecciones, y eso incluye a los estados clave del «campo de batalla»: Wisconsin, Georgia, Nevada y Pensilvania. Y debido a que hay una avalancha sin precedentes de votos por correo, en gran parte debido a la pandemia, contar dichos votos lleva más tiempo de lo habitual.

Este es un factor que se hizo notar en Wisconsin y en otros estados. Según un informe de Green Bay Gazette, Trump tenía una ventaja de más de 100.000 votos antes de que la ciudad de Milwaukee informara los resultados del voto postal, pero una vez que Milwaukee informó esos resultados, Biden obtuvo una ventaja de unos 8.000 votos en todo el estado. Su ventaja luego se amplió a 20.000, en el momento en que las ciudades de Green Bay y Kenosha informaron sus resultados.

Algunos condados de Wisconsin cuentan los votos en persona y en ausencia juntos, por lo que todos sus resultados se publican a la vez. Otros, como la gran área metropolitana de Milwaukee, cuentan sus votos postales en una locación central y los totales no se publican hasta que se registra el último de ellos. Esto es lo que dio como resultado un aumento de votos para Biden.

En cuanto a la primera parte de este reclamo, los funcionarios electorales de Wisconsin no se tomaron un descanso. El conteo de votos continuó allí durante la noche.

Meagan Wolfe, la principal funcionaria electoral de Wisconsin, dijo en una conferencia de prensa el 4 de noviembre: «Nuestros secretarios municipales y del condado han trabajado incansablemente durante toda la noche para asegurarse de que todas las boletas válidas se hayan contado e informado con precisión».

3. Votos «nuevos»

Reclamo:

El presidente y su círculo íntimo han hablado repetidamente sobre el recuento de votos supuestamente ilegales. Trump también exigió que se dejaran de contar los votos. El viernes por la mañana temprano (hora local) en el tercer día postelectoral, la campaña de Trump envió un correo electrónico, visto por DW, a sus partidarios, que decía: «¡No se pueden emitir votos después de que se cierran las urnas!»

Verificación de los hechos:

Para ser claros: las personas no pueden emitir un voto después del cierre de las urnas el 3 de noviembre. Sin embargo, en muchos estados de EE. UU. es absolutamente legal que las boletas por correo o en ausencia lleguen después del día de las elecciones, siempre y cuando tengan el matasellos de 3 de noviembre o del día anterior. Este año, 23 estados aceptan boletas enviadas por correo después del 3 de noviembre.

Esto se aplica a Nevada, Pensilvania y Carolina del Norte, tres estados aún muy disputados al entrar en el tercer día posterior a las elecciones.

4. Papeletas «encontradas»

Reclamo:

Un video viral muestra a un hombre empujando una carretilla de madera hacia un centro de recuento de votos en Detroit, sobre el que la gente en las redes sociales dijo más tarde que contenía 130.000 votos en una caja negra.

Verificación de los hechos:

Esto es falso. El hombre del video era un camarógrafo de televisión local que transportaba equipos para cubrir la noche del recuento de votos. La estación WXYZ desmintió la afirmación mostrando la carretilla roja sospechosa y la caja negra con material de la cámara.

El artículo del sitio conservador Texas Scorecard, que afirmaba que se trataba de un caso de fraude, se volvió viral, pero desde entonces ha sido retirado.

Kellye SoRelle, una abogada de Texas que grabó el video durante una entrevista en un programa conservador de YouTube el 4 de noviembre, sugirió que la carretilla podría contener boletas inválidas, pero no llegó a confirmarlo, diciendo que lo que se estaba trasladando era «muy similar a la caja que habíamos visto y habíamos estado observando y monitoreando».

«La preocupación era solo una preocupación por la seguridad. Realmente no sabemos qué estaba pasando, qué artículos traían o quién entraba».

Cuando se le preguntó si es posible que la gente estuviera entrando con papeletas falsas, respondió: «Absolutamente. Este es un estado de campo de batalla. Vinimos aquí, a Michigan, para ayudar a Trump, porque este es un estado que está bajo fuego».

Sin embargo, la actualización de WXYZ indica que la insinuación de fraude es falsa.

(cp/ers).

Qué es falso y qué es verdad en el recuento de votos en EE.UU.