Seleccionar página

Las elecciones en EEUU es un problema de los norteamericanos donde los venezolanos no podemos hacer nada al respecto, aunque muchos venezolanos crean que Trump va a salvar a Venezuela.

Los que crean que Trump va a enviar a los MARINES a solucionar los problemas de Venezuela, se equivocan. Para eso necesitan ser atacados o tener una razón lo suficientemente fuerte para invadir como: un ataque terrorista que afecte a ciudadanos norteamericanos. Por ahora, como respuesta proporcional, a las desavenencias con Venezuela, seguirán tomando sanciones económicas y medidas diplomáticas. De hecho, la administración Trump, es proclive al aislasionismo  de Estados Unidos y de cooperar menos con la comunidad internacional. Somos los venezolanos los que debemos encontrar una salida para echar a patadas al régimen de Nicolás Maduro. Eso no quiere decir que la comunidad internacional ayude a restablecer la democracia en Venezuela. La guerra fría terminó con la caída del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética.

Los que crean que Biden va a tomar medidas para favorecer o reconocer al régimen usurpador de Maduro, también se equivocan. La hipotética administración de Biden no va a reconocer a un régimen totalitario, que se sostiene por el narcotráfico, el terrorismo y viola los más elementales derechos humanos. Las palabras comunismo, socialismo y totalitarismo son simplemente odiosas para los norteamericanos y no van a permitir que Nicolás Maduro les creen más problemas de los que tienen los ciudadanos estadounidenses.

Para los opinadores de oficio venezolanos que creen que hubo un fraude, hay que tener en cuenta que el sistema electoral de los EEUU es indirecto. El votante está eligiendo al representante en el colegio electoral que elegirá al presidente. En cada colegio electoral, con la excepción de Maine y Nebraska, el ganador se lleva todos los votos del colegio electoral sin representación proporcional de las minorías. El número de representantes de dicho colegio electoral es la suma de los representantes de dicha cámara y los senadores de cada estado. No necesariamente, obtener la mayoría del voto popular implica que el que tenga más votos populares sea el ganador. Así pasó en el 2000 cuando ganó Bush y en el 2016 cuando Hillary Clinton obtuvo la mayoría del voto popular y perdió con porque Trump obtuvo la mayoría del voto electoral. Por esa vía no puede cantarse el fraude electoral. Que el sistema electoral tenga imperfecciones o que esté muy anticuado es otro tema. Pero eso es lo que está establecido en las leyes y reglamentos de cada estado de la Unión. Tratar de paralizar el reconteo, por partidarios de Trump y tratar de desconocer los resultados es un pésimo ejemplo para la democracia cuando no se puede demostrar el fraude.

La decisión de quién va a ser el presidente de los Estados Unidos de América es de sus ciudadanos. Es inútil hacer pataletas y berrinches, como hacen muchos compatriotas venezolanos, por del triunfo o derrota de alguno de los candidatos de las elecciones estadounidense. Nos guste o no, lo venezolanos, no tenemos vela en ese entierro.

https://www.analitica.com/opinion/ni-con-trump-ni-con-biden/