Seleccionar página

Neil Young es considerado el «abuelo del grunge». A los 75 años, tras innumerables discos y conciertos, la estrella canadiense sigue sin agotar su ímpetu y está lleno de nuevos proyectos.

Neil Young en Dinamarca en 2016. Fotografía de DPA tomada de DW en Español.

En 1975, poco antes de cumplir 30 años, Neil Young dijo en una entrevista con la revista Rolling Stone que cada una de sus grabaciones era para él «como una autobiografía en desarrollo… mi misión es expresar todo lo que me pasa».

Vista 45 años más tarde, esa declaración refleja la inquieta, productiva y galardonada carrera de este ícono del rock, country y folk, cuyas décadas de actividad están lejos de llegar a su fin. Guitarrista, cantante y compositor, Young ha trabajado en solitario y también con otros artistas, como Pearl Jam, Linda Ronstadt, James Taylor y Emmylou Harris.

Un ranking de la misma Rolling Stone realizado el año 2015 puso a Young en el top 20 de los 100 mejores guitarristas de la historia. En esa ocasión se dijo que «el estilo de Neil es como una tubería que conecta directamente su corazón con el público». Su forma de tocar ha sido, de hecho, fuente de inspiración para numerosas bandas. Fue llamado «abuelo del grunge» porque influyó en la estrella indiscutible de ese género, Kurt Cobain.

Young en 1972. Fotografía tomada de DW en Español.

Todo empezó con un ukelele

Neil Young nació en Toronto (Canadá) el 12 de noviembre de 1945. El niño, que sufrió los efectos de la polio, se interesó por la música a temprana edad. Su primer instrumento fue un ukelele. En la entrevista con Rolling Stone de 1975 recordó que llegó un punto en que no podía dejar de pensar en hacer música. En 1963 fundó el grupo The Squires, dejó la escuela y se dedicó a tocar en cafés y clubes de la ciudad. En esos años también conoció al cantante Stephen Stills.

En la década de 1960 se trasladó a Los Ángeles (Estados Unidos) y en 1966 creó junto a Stills y otros tres músicos la banda Buffalo Springfield. Dos años después dejó el grupo e inició su carrera como solista. Durante un tiempo fue acompañado por David Crosby, Stephen Stills y Graham Nash. En agosto de 1969 tocaron juntos en el legendario festival de Woodstock. A lo largo de todos estos años, Young ha estado permanentemente en gira y ha grabado numerosos discos de estudio y en vivo.

Sus canciones políticas

Desde 1968, Young saca discos a un ritmo de casi uno al año. Entre sus mayores éxitos se encuentran Heart of Gold, Old Man, The Needle and the Damage Done, Ohio, Helpless, Cinnamon girl y Harvest Moon. Muchas personas se identifican con sus populares himnos, incluso Donald Trump, quien usó la icónica canción Rockin’ in the Free World en sus apariciones de campaña. Pero Neil Young dijo que él no podía permitir que su música «fuera utilizada como tema principal de una campaña ignorante y odiosa, divisiva y antiestadounidense”, y presentó una demanda por infracción de derechos de autor.

Stills, Nash, Crosby y Young en el año 2000. Fotografía de DPA tomada de DW en Español.

El músico, que vive desde la década de 1960 en California, no se hizo ciudadano de Estados Unidos hasta enero de 2020. Como siempre ha sido un artista político, no extrañó a nadie que se lanzara en varias ocasiones contra Trump. En una carta abierta llegó a decir que el mandatario era «una vergüenza para el país».

Sus canciones suelen referirse a hechos contemporáneos, y sus letras se han convertido en verdaderos himnos de la contracultura, como ocurrió con la canción de protesta Ohio, escrita un par de días después de la masacre que tuvo lugar en Kent State, en 1970. El 4 de mayo de ese año, la Guardia Nacional de Ohio mató a tiros a cuatro estudiantes que protestaban contra la guerra.

«Pasión desenfrenada de un artista»

En 1995, Young ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll. «Young ha demostrado constantemente la pasión desenfrenada de un artista que entiende que reinventarse es la única manera de evitar apagarse. De esta manera siguió siendo uno de los mayores artistas del rock and roll», dice la web del Salón de la Fama.

Actualmente está escribiendo una novela de ciencia ficción con el título provisional de Canario. En 2012 publicó su autobiografía El sueño de un hippie (traducida en 2014 al español). Músico, compositor, escritor… pero eso no es todo. Young también ha mostrado una enorme conciencia ecológica. Fue uno de los fundadores de «Farm Aid», un concierto benéfico anual que busca ayudar a los granjeros estadounidenses.

Tom Hanks en «Philadelphia». Fotografía tomada de DW en Español.

En 1994 fue nominado al Oscar por su canción Philadelphia, de la película homónima dirigida por Jonathan Demmes. Ese año, sin embargo, el Oscar a la Mejor Canción Original lo ganó Bruce Springsteen con Streets of Philadelphia, del mismo filme.

La mayoría de la gente está jubilada a los 70 años. No es el caso de Young. A medida que el coronavirus empezó a expandirse por el mundo, el artista comenzó a transmitir conciertos acústicos desde su casa. Los llamó «Fireside Sessions».

Cuando en 2018 la revista Rolling Stone le preguntó si tenía planes para pensionarse, el músico respondió con una broma: «Voy a salir con Cher. Cher y yo haremos una gira para jubilados». Y agregó: «Cuando me jubile, la gente sabrá que morí».

(dz/ers)

Neil Young, una leyenda del rock cumple 75 años