Seleccionar página

Las colas para surtir gasolina se acentuaron en Caracas y parte del resto del país. Razón: el combustible se volvió a acabar, expresan los encargados de las estaciones de servicio.

El respiro anunciado por Nicolás Maduro fue muy efímero. El jefe del régimen dijo que había reservas de gasolina al menos para 20 días, pero no fue así. Por las colas y el descontento de los conductores que asisten infructuosamente a surtir combustible, es evidente que las bombas de gasolina se secaron antes de los 15 días.

Este miércoles, conductores que esperaban surtir gasolina en la estación de servicio El Vistalago no pudieron hacerlo. En protesta, durante varias horas cerraron el paso por la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, principal vía que une a Caracas con las zonas de Guarenas y Guatire, en Miranda.

Molestos, señalaron que desde hace dos días no habían podido llenar sus tanques.

Incluso, conseguir gasolina en Caracas, aun a costa de divisas, es una odisea. Por no mencionar las colas que no han dejado de verse en las e/s subsidiadas, que cada vez son más largas. Esto a solo a dos semanas del anuncio de Maduro sobre la capacidad disponible.

El 28 de octubre, Maduro aseguró que la industria petrolera estaba produciendo 30 por ciento más de lo que consume su parque automotor. Por lo que garantizaba una reserva de 20 días.

Poca reserva, destrucción de la industria petrolera

La escasez de gasolina comenzó a mediados de 2018, principalmente en estados fronterizos con Colombia. A partir de 2019 alcanzó también a los fronterizos con Brasil, y en marzo de 2020 llegó a Caracas.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha asegurado que el régimen es el único responsable de la destrucción de la industria petrolera venezolana.

Guaidó recalca que la escasez de gasolina es una muestra de esa destrucción.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/maduro-dijo-que-habia-reservas-de-gasolina-por-20-dias-y-las-bombas-se-secaron-antes-de-los-15