Search

Luis Eduardo Martínez: Yo sé ganar elecciones 

Luis Eduardo Martínez

Luis Eduardo Martínez es uno de los 10 candidatos que aspiran a competir por la presidencia de Venezuela. Nació en Maracay, estado Aragua, y es diputado a la Asamblea Nacional de 2020 donde representa a una facción del partido Acción Democrática, la judicializada por el Tribunal Supremo en el año 2020.

Martínez, quien cuenta con larga experiencia en la política venezolana, tiene ese historial como uno de sus elementos de confianza. Él dice que sabe ganar elecciones, y que muestra de ello es que tan solo ha perdido en una ocasión. 

Sin embargo, encuestadoras como Datincorp no tienen a Luis Eduardo Martínez entre los candidatos que aglutinen más apoyo en la carrera hacia la Presidencia de Venezuela. Aún así, Martínez sostiene que su candidatura tiene posibilidades y asegura que todavía queda tiempo para los comicios del 28 de julio. 

Sobre su estrategia comunicacional, asegura que apunta al electorado que tiene más de 40 años de edad y que su mensaje va dirigido a ellos. “La realidad es que hoy la política venezolana, o la intención de votar está concentrada en los mayores y, mientras más años se tienen, más razones hay por las cuales votar”, aseguró el político. 

El candidato conversó con Efecto Cocuyo en su oficina ubicada al este de Caracas, donde hay varios retratos de su familia y una vista hacia buena parte de la capital venezolana. 

La economía para Luis Eduardo Martínez: devolver todo lo expropiado

Luis Eduardo Martínez es parte de una facción de Acción Democrática (AD), partido que fue intervenido por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en 2020. A principios de 2023, el máximo tribunal venezolano cesó su intervención en la tolda política y avaló a Bernabé Gutiérrez como presidente de AD. 

Luego, en 2024, Martínez hizo oficial su intención por competir en las elecciones presidenciales de este año. Después de enfrentarse internamente a Bernabé Gutiérrez, la facción del partido blanco decidió que Martínez sería el candidato. Semanas después, el político recibió el apoyo de otras organizaciones también intervenidas por el TSJ, como es el caso de una facción de Copei y del partido de Luis Ratti, Derecha Democrática Popular. 

Luis Eduardo Martínez
El actual diputado venezolano también fue gobernador del estado Monagas

Ahora, Martínez compite con el apoyo de las tarjetas de AD, Copei y Bandera Roja (también intervenido por el TSJ), entre otras. 

El candidato parece ser bastante abierto sobre la idea de privatizar algunas empresas en el país. 

“Todas aquellas empresas, activos, fincas, fábricas que han sido incautadas, expropiadas, tomadas, cualquier figura de estas en estos 25 años de chavismo madurismo, van a ser devueltas a sus dueños. El Estado tiene que desprenderse de todos estos activos que han sido tomados en el transcurso de esos años y que se han demostrado como un manejo ineficiente”, explicó el diputado. 

El político expuso sus propuestas de gobierno y alguna de las acciones que tomaría si, eventualmente, gana los comicios del 28 de julio. 

-¿Cuál sería su primera medida de llegar a Miraflores?                                                                                              

-Incrementar hasta niveles suficientes los sueldos, salarios, jubilaciones y pensiones.

¿En qué basa su propuesta en económica?         

– Dos modelos. El modelo de economía humanista y el modelo de economía social y ecológica de mercado. Ambos modelos privilegian los ingresos, el aumento de la capacidad de compra y como tal de la demanda y la incursión social. 

-¿Cuál es su visión sobre el campo de la salud y de educación?    

-Yo soy rector de una universidad y como tal conozco bien el problema educativo. Mi visión es una educación de competencias, una educación de altísimas exigencias, de calidad, inserta en la globalidad, que haga posible que nuestros muchachos tengan una preparación que los haga competitivos, no solamente en Venezuela, sino en cualquier país del mundo. 

En relación con la salud, es obvio que se requiere, desde el punto de vista de la administración pública, asignarles los recursos que se requieren para la recuperación de la infraestructura, del equipamiento y de la adecuada remuneración del personal salud. Puedes hacer lo que seas en el sector salud y en el educativo, pero si no remuneras adecuadamente al personal, no vas a poder resolver absolutamente nada. 

Martínez no tiene pensado declinar

-Venezuela parece estar cerca de una transición, ¿Cuál es su mirada de que Venezuela podría estar a las puertas de una transición política?

-Yo no uso la palabra transición, porque el gobierno que resulte electo va a estar dotado de toda legitimidad. Lo que sí es cierto es que se va a producir un cambio de modelo, de modo de gestionar político y administrativo. Y en ese cambio de modelo es perfectamente posible que se produzcan modificaciones importantes de la manera que los gobiernos o el gobierno hacen las cosas. Yo sí creo que es posible, yo sí creo que el 28 de julio va a haber elecciones. Alguna gente ahora empieza a dudar. Yo estoy convencido de que va a haber elecciones. 

-¿Por cuál candidato estaría dispuesto a declinar?

-Espero que declinen por mí. Yo creo. Yo estoy siendo candidato desde que tengo 21 años. Y he ganado todas las elecciones en las que he participado. He sido concejal, diputado, gobernador (del estado Monagas). ¿Con qué digo esto? Que yo sé ganar elecciones.       

Que dijo sobre el aborto, matrimonio igualitario y relaciones internacionales 

¿Qué espacio ocupan los siguientes temas en su agenda política: despenalización del aborto, matrimonio igualito, cambio de nombre para personas transgénero?

-En el primer caso yo soy un católico practicante, tengo una fe en la cual me muestro absolutamente convencido y la posibilidad de que un ser vivo y lo es tan pronto se produce la fecundación. Yo rechazo rotundamente el aborto porque soy un hombre que cree en la vida y la biología es bien clara. 

En cuanto al matrimonio igualitario, soy bien respetuoso. He tenido la oportunidad de estudiar en el extranjero y he conocido compañeros de clase, vecinos incluso, que compartían con parejas del mismo género y es absolutamente entendible y respetable. En esa materia no tengo absolutamente ninguna objeción. 

En Venezuela hay varios casos que no han podido prosperar, creo que debe legislarse sobre eso de tal manera que quienes hayan cambiado de género puedan obtener el beneficio que implica, no solamente el cambio de nombre, porque el cambio de nombre es una cosa, pero también los beneficios de carácter civil. O sea una pareja constituida por integrantes del mismo sexo, hoy en Venezuela está absolutamente desprotegida a la hora de algún incidente. 

-¿Cuál es su visión sobre la relación con  China y Rusia, principales aliados actuales de Venezuela?

-Que debe mantenerse, pero a la par tiene que recuperarse la relación con los Estados Unidos y con la Unión Europea. Yo tengo una ventaja, que estudié en los Estados Unidos, pero también estudié en China. 

Hay que recuperar tan pronto sea posible relaciones plenas comerciales, diplomáticas, consulares con los Estados Unidos y con la Unión Europea. Fueron nuestros aliados ayer, tienen que ser nuestros aliados mañana. 

Sobre la gobernabilidad y los presos políticos

Si gana las elecciones tendría que gobernar con la Asamblea Nacional en contra, así como con el TSJ. ¿De qué forma podría afectar esto su eventual presidencia?

-Con un Poder Ciudadano que tiene una composición que dentro de unos días se va a definir, porque están convocando la designación del nuevo Contralor, Fiscal y Defensor del Pueblo. Con veintitantos gobernadores, con trescientos alcaldes, con centenares de diputados regionales y concejales, y con un alto mando militar que tiene una visión diferente a lo que otros pudieran tener. La única manera de gobernar a Venezuela es con una gran capacidad de consensuar. Así como comprender que todos los factores de poder tienen que ser considerados. 

-¿Para usted hay presos políticos en Venezuela?

-Sí, si hay.  Yo he dicho que mi primer decreto es el aumento de sueldos, salarios, jubilaciones y pensiones. Pero que el segundo es una amnistía general que beneficie no solamente a los que pueden estar encarcelados, sino a aquellos que están fuera. Conozco a muchos de los que están fuera, los aprecio, los respeto, y creo que hace mucho más aquí en Venezuela que en el extranjero. 

-¿Qué opina de las inhabilitaciones impuestas a María Corina Machado y Henrique Capriles?

– Y otras más, porque son decenas de inhabilitaciones. Cualquier inhabilitación absolutamente inaceptable si es una inhabilitación de carácter administrativo. En Venezuela está normado cuándo se puede inhabilitar políticamente una persona, y eso es el producto de un proceso judicial que tiene que ser firme. 

The post Luis Eduardo Martínez: Yo sé ganar elecciones  appeared first on Efecto Cocuyo.

Compártelo:

Related Posts