Seleccionar página

noviembre 03 2020, 8:50 am

Es una realidad que la pandemia afectó la rutina de todo el mundo. El efecto no solo se percibe en el área de la salud, sino también en la parte económica. Muchos locales han visto reducir sus ingresos como consecuencia de las cuarentenas impuestas por los gobiernos. Al no poder recibir a muchos clientes a la vez, disminuyen las ventas.

Aparte, se complica desplazarse a un supermercado, tienda o negocio. Es bien sabido que existen campañas para quedarse en casa, lo que obstaculiza salir a pasear por la ciudad. 

Todas estas circunstancias repercuten en el rendimiento que tienen las empresas tangibles; es decir, en los negocios donde hay que ir para conseguir un bien o servicio. Es importante distinguir dichas compañías de las que trabajan de forma virtual. La razón: hoy más que nunca están destacando las empresas que ofrecen bienes virtuales.

Un ejemplo de ello es el caso de Zoom. La organización ofrece un servicio de video conferencias que la ha llevado a superar a la competencia. Como bien lo explica este link, Zoom ha superado en valor incluso a varios bancos. 

Otro caso de éxito lo constituyen las casas de apuestas en línea. Debido a que hay más gente en sus casas y muchos sitios están cerrados, una gran cantidad de usuarios se ha dedicado a jugar por internet. Un portal web del que se comenta mucho actualmente es este casino online.

Ambos ejemplos ilustran por donde se está moviendo el dinero actualmente. Sin incluir el boom que ha tenido el delivery y la venta de cosas a domicilio. Lo cual es lógico: si nadie puede salir de su casa, la consecuencia es que todo se pida por internet, para recibirlo por delivery. Así se reduce el riesgo de contagiarse y se cumplen con las medidas para evitar la propagación del virus.

Tanto ha sido el movimiento económico de la entrega a domicilio de productos, que Amazon está experimentando con drones para que ellos envíen los pedidos. Recordemos que Amazon es una de las empresas más grandes del mundo, con presencia a nivel mundial.

A un nivel más pequeño, es común ver locales de comida que despachan productos como pizzas hasta la casa del cliente. Esto pudiera estar motivado a que en pocos sitios se puede ir a comer en un restaurant. En otras palabras, esta situación puede ser vista como una reacción a las medidas radicales impuestas por la pandemia.

Por último, los servicios de streaming también han tenido un alza considerable. Cada vez más personas disfrutan de los servicios de empresas como Netflix. Lo cual es comprensible, puesto que la mayoría de los sitios de entretenimiento están cerrados, para evitar las congregaciones.

En conclusión; las empresas que están teniendo buenos resultados en estos tiempos de pandemia tienen una cosa en común: no necesitan que nadie vaya a un sitio para disfrutar de sus servicios. Es decir, no se ven afectadas por las restricciones impuestas. Al contrario, se benefician porque la cantidad de negocios activos se ha reducido drásticamente.

Está claro que no se puede ir ni a un cine, ni a un local de comida rápida a festejar un cumpleaños. Pero estas limitaciones no implican que la economía no siga fluyendo. Diversos ejemplos de compañías, como los antes mencionados, demuestran que el gasto en servicios sigue constante.

https://www.lapatilla.com/2020/11/03/las-tendencias-economicas-motivadas-por-la-pandemia-del-covid-19/