Seleccionar página

Las celebraciones de Navidad y Año Nuevo son unas de las costumbres más arraigadas; año a año es común la manipulación y uso de distintos tipos de fuegos artificiales, especialmente por los más pequeños del hogar, pero esto siempre representa un riesgo.

Con muchos de los fuegos artificiales, al hacer explosión, la parte de arriba del cuerpo suele ser la zona más afectada, y por esto pueden ocurrir amputaciones e incluso pérdida de la visión.

Los niños, niñas y adolescentes, por diferentes motivos (falta de coordinación, curiosidad, confianza excesiva, rebeldía, actitud desafiante, entre otros) constituyen una población vulnerable en riesgo de sufrir lesiones graves.

Lo ideal es desalentar el uso de estos artefactos. Los fuegos artificiales en exhibiciones públicas, que cumplan con las normas de seguridad y autorización estatal correspondientes, son la forma más segura de disfrutar en este tipo de celebración.

Por eso acá les ofrecemos un listado de recomendaciones, tanto para niños y niñas como para sus padres:

  • En caso de utilizar fuegos artificiales de forma doméstica, estos deben ser encendidos y manipulados solo por los adultos.
  • No consuma bebidas alcohólicas ni otras drogas mientras enciende los fuegos artificiales. El uso irresponsable de fuegos artificiales aumenta la posibilidad de lastimar o producir lesiones a otros.
  • Mantenga el producto fuera del alcance de los niños, niñas y de otras personas, antes de encenderlos.
  • Lea con detenimiento todas las instrucciones y advertencias que vienen etiquetadas en todos los productos.
  • Nunca trate de volver a encender fuegos artificiales que no funcionen en el primer intento. Tampoco utilice alcohol para encenderlos. Si un fuego artificial no se enciende, espere por lo menos cinco minutos y entonces rocíelo con agua antes de desecharlo.
  • Tenga cerca un balde con agua, una manguera o un extinguidor de incendios para situaciones de emergencia.
  • Use los fuegos artificiales en una superficie lisa, estable y plana, para asegurar su estabilidad. No introduzca bombas o petardos en latas, botellas o envases.
  • Utilícelos en un área exterior, abierta y despejada, lejos de sectores con peligros de combustión (edificios, vehículos, arbustos).
  • Evite encenderlos cuando haya viento.
  • Manténgase alejado de los fuegos artificiales una vez encendidos (particularmente los niños y niñas); a una distancia segura, apartada y lejos de la zona de disparo.
  • No coloque la cabeza o partes del cuerpo sobre cualquier tipo de producto pirotécnico.
  • No apunte, tire o dispare cualquier tipo de fuego artificial a personas o propiedades.
  • El almacenamiento de los fuegos artificiales debe ser en un lugar fresco y seco; nunca cerca de fuentes de calor, ni en los bolsillos.
  • Tenga cuidado con animales domésticos y de campo; muchas veces los ruidos asustan a los animales (forma frecuente de extravío de mascotas). Para ello es importante mantenerlos dentro de la casa o en sitios alejados, mientras dure el espectáculo.

Teniendo en cuenta cada una de estas recomendaciones, usted podrá disfrutar en familia de estas fiestas decembrinas.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/lanzaras-fuegos-artificiales-en-navidad-estas-son-las-recomendaciones-que-debes-seguir