Seleccionar página

La actividad de carga de mercancía en el puerto de Puerto Cabello está prácticamente paralizada. Ya no hay gandolas esperando, sino productos sin tener cómo ser trasladados al país porque los transportistas no tienen combustible.

Ya son cinco días en cola los que tienen los conductores en las estaciones de servicio de la costa carabobeña, a las que no llega diesel ni gasolina desde hace más de una semana. Mientras tanto, todo lo que está llegando a los muelles de Puerto Cabello, y que representa 80% de lo que se consume en el país, no puede ser despachado.

“Estamos al borde de una paralización técnica e involuntaria a las unidades de carga de nuestros agremiados. En la actualidad, están llegando cargas al principal puerto del país y nos preocupa que no tenemos capacidad de respuesta para movilizar las cargas por la falta de combustible, líquido vital para nuestras unidades”, expresó el presidente de la Asociación de Pequeños Propietarios y Conductores de Carga de Contenedores y Similares de Puerto Cabello (Asotracontainer), José Petit.

Es una situación que se repite en estaciones de servicio de ciudades como Valencia, Barquisimeto, Maracay, La Victoria, Acarigua y San Carlos, que son por las que transita la mayoría de las gandolas hacia el resto del país.

“La paralización del transporte de carga pesada traerá como consecuencia inmediata la paralización del aparato productor, ya que al no poder trasladar las cargas por falta de combustible toda la cadena logística de producción, suministro y despacho se ve afectada de forma directa”.

Un problema más

La crisis de combustible es variada. No se trata solo de la escasez debido a que desde hace varios meses los transportistas enfrentan la mala calidad del diesel que les surten. “Aunado al hecho que en muchas estaciones de servicio condicionan el suministro a solo 100 litros por unidad que no alcanzan para nada”.

En otros casos les exigen entregar productos de la canasta básica o una cifra en dólares a cambio de que les surtan las unidades.

“También se están presentando situaciones en algunas estaciones de servicio en las que el conductor es obligado a presentar su huella digital para el suministro de diesel, mecanismo que solamente esta implementado para el suministro de gasolina subsidiada”.

Por estas razones, la junta directiva de Asotracontainer, del Frente de Trabajadores Graneleros, y del Frente de Volqueteros, solicitan al Ejecutivo, “tomar cartas en esta situación y corregir la serie de vicios que se han denunciado de manera reiterada y que hasta la fecha aún siguen sin respuestas, dejando en claro que nuestra paralización es involuntaria”.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/la-falta-de-combustible-en-puerto-cabello-pone-en-jaque-despacho-de-alimentos