Seleccionar página

La celebración de la Navidad y año nuevo no volverá a ser la misma para miles de madres y padres venezolanos, desde que se acentuó la diáspora y sus hijos hoy están fuera del país.

Este es el caso de Zulay Balbás, quien se llena de tristeza solo al recordar que pasará nuevamente un 31 de diciembre sin la compañía de su hija, quien migró hace varios años.
«Para mí son muy tristes estas fechas porque tengo casi toda mi familia separada. Tengo una sola hija y no está aquí, también tengo 16 sobrinos fuera. Para mí eso es muy triste. He pensado en la tradición, las hallacas, el arbolito, pero no tengo ganas de nada», lamentó Balbás.

Para ella no es solo tener a su familia separada y regada por el mundo, sin siquiera poder reunirse en estas fechas.

«Estoy muy triste de ver tantas cosas, la miseria, el hambre, la gente que no puede comprar medicinas, el problema del país, todo eso me pone muy triste. Trato de pensar en otras cosas buenas, la paz, la felicidad, la alegría, pero no es fácil lo que uno siente y lleva en el corazón», aseguró.

La pandemia y la cuarentena dificultaron en 2020 aún más un posible reencuentro familiar, que se prevé se extenderá en 2021 con el repunte de casos de COVID-19 en el mundo.
En Venezuela, los altos precios de los pasajes terrestres, cobro de vacunas en alcabalas en las carreteras y la misma hiperinflación impidieron una pequeña reunión familiar.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/entre-tristeza-y-nostalgia-madres-venezolanas-despiden-el-ano-con-hijos-fuera-del-pais