Seleccionar página

Cada día son más las ventas de garaje, las aceras han sido tomadas y hoy se han convertido en vitrinas donde se exhiben zapatos, ropa y todo tipo artículos para el hogar.

«La situación está demasiado fuerte y para comprar ropa nueva hay que tener más que dólares, voy a comprar unos zapatos usados porque nuevos tengo que tener como 500 sueldos mínimos», indicó José Alfonzo.

Apuntó que, últimamente, todo lo compra usado pero en buen estado y que esto es una buena opción ante la crisis que vivimos.

«La gente no tiene dinero y busca la ropa usada como para poder variar, sin embargo la venta está dura», dijo Yohelis Bocaranda quien ofrece ropa para niños y adultos a las afueras del terminal de pasajeros.

En estas ventas se consiguen artículos desde 3500 pesos es decir un dólar, muchas de las prendas que se ofrecen tienen poco uso.

«Aquí yo tengo ropa usada y nueva, la ropa me la han traído personas que no tienen un local o donde ofrecerla y me la dan a consignación», destacó la señora Gregory Gil.

Ella exhibe la ropa frente a su casa y asegura que la gente compra más lo usado que lo nuevo.

Nos contó que ella establece un precio con la persona que le lleva la ropa y las ganancias son mínimas, para ella también esto es una manera de rebuscarse en esos momentos difíciles.

Indicó que en esta Navidad y Año Nuevo la venta de ropa usada se impuso como una de las principales alternativas ante la crisis económica.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/en-tachira-la-venta-de-ropa-usada-se-impuso-en-este-fin-de-ano