Seleccionar página

Tener que controlar su embarazo en el hospital del Seguro Social de La Guaira fue la única opción que tuvo Scarlet López, de 18 años, debido a los altos precios de las consultas privadas. Aunque pensó que sería más fácil, la situación se tornó cuesta arriba producto de la hiperinflación que vive el país.

“La primera consulta cuando tenía tres meses, cuando me enteré, estaba en 20 dólares, pero ahorita como la subieron no he podido ir más a esa consulta. Ahorita lo que estoy es yendo para el Seguro nada más”, expresó.
Agregó que el doctor que la veía por el centro de salud privado le advirtió que una cesárea le costaba 500 dólares. “Por eso cada vez que me dan dolores voy para el Seguro, porque se me hace más fácil”.

Explicó que las medicinas las retira en la Sanidad de manera gratuita, mientras que los exámenes se los hace en un Centro de Diagnóstico Integral (CDI).

Esta varguense de 18 años contó que la alimentación durante el embarazo ha sido otro dolor de cabeza. “Imagínate la bolsa no dura para todo un mes. Tú tienes que buscar para ver qué comes”.

Sin embargo, en estos centros públicos adonde han tenido que migrar también hay escasez de medicinas. Tal es el caso del Materno Infantil Ana Teresa de Jesús Ponce de Macuto, donde le dan algunas vitaminas a las embarazadas, pero donde no siempre cuentan con hierro y ácido fólico.

Francelys Estrada, embarazada, he tratado de tener consultas aquí porque ahorita no te rinde el dinero para nada. “Una consulta privada eran como 15 dólares cuando fui, pero ahora está en 25$. Por eso me vine a la Maternidad”.

Contó que “las vitaminas me las dan. Pero no todo el tiempo hay hierro ni ácido fólico. Mientras que el eco depende del doctor que te vea. Aquí me han hecho eco pero como ellos dicen tipo manual, es decir, solo tocando la barriga”.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/embarazadas-de-vargas-migran-a-los-centros-publicos-ante-altos-precios-de-consultas-privadas