mayo 02 2021, 1:50 pm

Un hombre muestra el nuevo billete de 200.000 bolívares en una calle de Caracas, el 14 de abril de 2021. (Foto de Federico PARRA / AFP)

Primero de mayo y, por fin, hay un nuevo salario mínimo. Los últimos aumentos fueron asumidos por los agentes económicos porque nunca aparecieron en Gaceta Oficial. Parecía que no valía la pena hacer un anuncio, porque esta remuneración mínima era, incluso en el momento de ser puesta en práctica, completamente inservible, así lo reseñó BANCA Y NEGOCIOS.

En concreto, el salario mínimo aumentó 1.650 % si la variación se calcula desde el último valor anunciado que fue 400.000 bolívares mensuales y 483,3 % desde 1.200.000 bolívares que fue extraoficialmente asumido en noviembre pasado, luego que algunas instituciones del Estado establecieran este monto como parámetro para, por ejemplo, pagar las pensiones.

Si se suma el bono o cestaticket, que se fijó en 3.000.000 de bolívares, para un total de 10.000.000 de ingreso mínimo integral, estos aumentos se ubican en 1.150 % desde el salario integral vigente hasta noviembre de 800.000 bolívares o 316,6% desde 2.400.000 bolívares.

Expresado en divisas, el salario mínimo nacional se ubica ahora en 3,5 dólares, que equivale a solo 1,52 % de la cesta básica alimentaria de marzo, según el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), que costó 229,9 dólares.

Si se mide contra la cesta alimentaria del Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores adscrito a la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), el poder de compra del nuevo salario mínimo se reduce a 1,08 %, ya que esta organización valoró esta canasta en 322,57 dólares en marzo.

A precios actuales, un mercado corto para una quincena cuesta entre 130 y 170 dólares, según el lugar donde se compre, de manera que el nuevo ingreso básico solo permite cubrir entre 2,69 % y 2,06 % de esa compra que, en más de 85% se constituye de alimentos.

Los empleados públicos

Los más de 2 millones de trabajadores del sector público no tienen motivos para celebrar este anuncio, ya que sus salarios, actualmente inferiores a 10 dólares en promedio, no llegarán a 20 dólares mensuales con el nuevo ajuste, pero hay que esperar que se modifiquen los tabuladores y se publiquen en Gaceta Oficial.

De acuerdo con el Índice de Remuneración de los Trabajadores (IRT) del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), el salario promedio nacional de los empleados públicos es de 8.200.000 bolívares. Si se le suman a ese promedio los 10 millones de bolívares del nuevo ingreso mínimo integral, se llegaría a 18.200.000 bolívares que, expresados en moneda estadounidense, equivalen a 6,44 dólares.

Para tener una idea sobre el impacto remunerativo en el sector público conviene citar el tuit del docente universitario Álvaro Muñoz, quien ajustó el tabulador de ingresos de los profesores al nuevo ingreso mínimo integral.

El sector privado

Para el sector privado, este incremento resulta completamente irrelevante, aunque puede generar presiones por parte de gremios y sindicatos en algunos sectores muy rezagados; sin embargo, lo cierto es que este ingreso mínimo integral representa apenas una fracción de las remuneraciones promedio que pagan las empresas.

Si se toma como referencia el recientemente presentado Índice de Remuneraciones de los Trabajadores (IRT) del Observatorio Venezolano de Finanzas (IRT), con cifras de enero, el nuevo ingreso mínimo integral de 10 millones de bolívares es inferior en 89,2 % al ingreso promedio de un obrero u operador en la empresa privada, que se ubica en 92.800.000 bolívares.

Incluso, la remuneración básica vigente es menor en 80,87 % al ingreso promedio de un obrero de la construcción, que se ubica en 52.300.000 bolívares, el menor salario que registra en el IRT en el sector privado.

Valor en Caída libre

La historia muestra –con datos– que incrementar el salario mínimo no es una estrategia adecuada para resolver el déficit de ingreso de los trabajadores venezolanos. Todo lo contrario, ya que la devaluación del ingreso se acelera con cada nuevo aumento.

En mayo de 2013, Nicolás Maduro elevó al ingreso mínimo integral a 3.634,02 bolívares que, en ese momento, fueron equivalentes a 127,82 dólares. Esta fue la última vez, hasta ahora, que la remuneración básica superó los 100 dólares, ya que desde entonces no ha hecho más que caer.

Frente a ese primer salario mínimo de la gestión madurista, la caída en dólares de este indicador ha sido de 97,26%.

En bolívares, el salario mínimo acumula un aumento de 275.077,3 % desde mayo de 2013, pero en el mismo período la inflación ha sido de 217.025.287.824,4 %, según las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela (BCV).

El economista Hermes Pérez dijo en su cuenta de Twitter que “en el imperio Amazon paga $18 al día. De seguir la tendencia, al 31/05 el salario equivaldrá a $2,2 y al 30/06 representarían $0,37 mes“.

El cálculo de este economista, ex funcionario del BCV, apunta que en dos meses el salario mínimo será inferior a 1 dólar, lo que implica una devaluación más acelerada de este ingreso, una situación que viene registrándose con cada nuevo incremento de la remuneración básica.

https://www.lapatilla.com/2021/05/02/el-nuevo-aumento-de-salario-minimo-tiene-fecha-de-caducidad-cuando-su-equivalente-sera-inferior-a-un-dolar/