Seleccionar página

Como se esperaba (o temía) la elección presidencial está demasiado reñida para dar un resultado. Poco después de media noche, Joe Biden dio un discurso breve y surrealista en un anfiteatro de automóviles para declarar “Vamos a ganar esto”. Luego Donald Trump habló en una habitación repleta en la Casa Blanca a alrededor de las 2:30 am y afirmó: “Ganamos esta elección”, diciendo que había ganado varios estados cuyos resultados todavía no habían sido declarados y haciendo alegaciones de fraude y supresión de votos. Puede obtener los resultados más actualizados de su sitio web de noticias preferido —no soy ni un encuestador ni un reportero político— pero aquí explico por qué hay demoras en seis estados que todavía están por ser oficialmente declarados (más Arizona, que solo Fox News y Associated Press han declarado, para Biden) y, basándome en mi documento de introducción anterior, los asuntos legales que podrían surgir:

Georgia— Trump sostiene una ventaja consistente aunque no insuperable conforme las papeletas enviadas por correo, menos del 10% del total, siguen siendo contadas, particularmente en el Condado DeKalb del área metropolitana de Atlanta y el Condado Chatham de Savannah. Las papeletas que lleguen después del día de  la elección no cuentan, así que imagino que el estado será declarado hoy. Varios condados en el área de Atlanta se toparon con dificultades técnicas, pero no queda claro si esto generará demandas u otro problema más allá de un retardo en el conteo.

Michigan— Este estado está demasiado cercano, con una ligera ventaja para Trump, aunque las papeletas que llegan tarde tampoco cuentan, así que es solo cuestión de que cuenten el aproximadamente millón de papeletas que llegaron por correo. Los funcionarios electorales previamente dijeron que los resultados totales no oficiales podrían tardar hasta el fin de esta esta semana, pero la secretario del estado dijo en la noche del día de las elecciones que ella esperaba tener “una imagen muy clara, sino una imagen final” para esta noche.

Nevada— Biden mantiene una pequeña ventaja aquí, aunque los funcionarios dijeron que ellos no sabían cuántos votos quedan por contar porque las papeletas que fueron enviadas por correo a todos los electores activos registrados y pueden llegar hasta el 10 de noviembre. Las papeletas que restan son en gran medida del Condado Clark (Las Vegas) y no se espera que sean más rojos que aquellos que ya se han contado. Si la carrera se vuelve más reñida, y especialmente si Trump se adelanta, espere un nuevo conteo y un litigio de algún tipo (no queda claro cuáles serían los cuestionamientos a menos que haya una disputa acerca de los estándares para contar las papeletas provisionales).

Carolina del Norte— Trump obtuvo una delantera de 76.000 votos cuando dio sus declaraciones temprano por la mañana del martes, pero eso fue con alrededor de 200.000 papeletas enviadas por correo que todavía no han sido contadas. Si esas papeletas fueron enviadas hasta el día de ayer, los funcionarios electorales del estado tienen hasta el 12 de noviembre para contarlas. Cuando se trata de las papeletas enviadas por correo, Biden le estaba sacando una cómoda ventaja a Trump. Espere un escrutinios legales estricto de esas papeletas que llegan tarde, así como también un pedido de emergencia por parte de la campaña de Trump para detener el conteo si puede plantear una teoría acerca de cómo esas papeletas puede que sean menos legítimas.

Pennsulvania— Este es el gran estado, el que todos esperan que decida la cuestión (aunque Biden puede ganar sin este estado). Al momento de escribir estas líneas, Trump mantiene una ventaja de alrededor de medio millón de votos con 1,5 millones de votos restantes por contar. Según la ley del estado, los funcionarios no pueden empezar a procesar las papeletas enviadas por correo hasta el día de las elecciones, aunque la secretaria del estado Kathy Boockvar ha dicho que ella espera que “la gran mayoría” de los votos sean contados antes del viernes. La corte suprema del estado extendió de manera controversial el conteo de las papeletas oportunas sin un fecha de envío. La Corte Suprema de EE.UU. se dividió 4 contra 4 acerca de mantener ese fallo —el voto decisivo, John Roberts, claramente prefería dejar esa decisión para después esperando que esta eventualmente no importaría —pero estos asuntos podrían volver con fuerza si la elección de hecho resultara decidirse en Pennsylvania.

ACTUALIZACIÓN: Una demanda que vigilar ya involucra funcionarios electorales del Condado Montgomery (suburbio de Filadelfia) contactando a electores que votaron vía correo y cuyas papeletas tienen un defecto (como una firma ausente) para darle a los electores una oportunidad de arreglar (o “curar”) el problema, aparentemente en violación de la ley del estado. Un candidato republicano local demandó para detener la práctica y para que las papeletas no sean contadas, tanto debido a la violación de la ley estatal y porque, citando Bush vs. Gore, es una violación de la igual protección federal que algunos electores sean notificados acerca de curar sus papeletas y otros no.

Wisconsin: Esta carrera está reñida, con una ligera ventaja para Biden, pero aquí la Corte Suprema de EE.UU. bloqueó una orden judicial para contar las papeletas que llegasen después del día de la elección (porque la orden provino de una corte federal de nivel inferior, no de una corte del estado, explicó el Juez Roberts). El gobernador Tony Evers ha dicho que espera conocer los resultados hoy a más tardar, pero con tantas papeletas restantes en el Condado de Milwaukee, esto podría demorar más. Si la ventaja de Biden se reduce o evapora, espere al menos un nuevo conteo y un posible litigio en torno a las papeletas que llegaron tarde.

Arizona: Biden lidera este estado —que podría ser el primero en virarse a partir de su resultado en 2016, y de hecho de su antiguo status como un estado republicano— con alrededor de más de un 5% habiéndose contado más de un 80% de los votos, así que es poco probable que Trump vuelva a liderar en este estado una vez que los funcionarios terminen su conteo hoy (las papeletas que llegan tarde no cuentan). La campaña de Trump respondió ferozmente cuando Fox News, de todos los canales, declaró el resultado de Arizona relativamente poco después de que cerraron las urnas, así que todos los demás excepto AP se han resistido a hacer esta declaración. Pero, con la aparente demasiada larga espera para declarar Florida y Texas para Trump, este estado parece estar claramente, sino abrumadoramente en la columna de Biden.

En resumen, aunque varios de estos estados eventualmente terminarán con un resultado estrecho, quizás incluso con nuevos conteos —muchos estados tienen reconteos automáticos con un pequeño margen y una opción para que el candidato perdedor pague por el reconteo con un margen ligeramente mayor (aunque todavía pequeño)— solo esperaría un litigio serio en lugares donde los líderes de la noche electoral terminan perdiendo. En orden de probabilidad de que eso suceda, esos podrían ser los estados donde lideraba Trump como Pennsylvania, Michigan y Carolina del Norte y aquel donde lideraba Biden, Wisconsin.

No olvidemos las carreras por los escaños en el Senado, aquellas donde todavía no se ha declarado un resultado como Alaska, Georgia, Maine, Michigan, y Carolina del Norte—todos estados donde un candidato republicano lleva la delantera—además de la carrera especial en Georgia que se dirige hacia una nueva elección el 6 de enero y que todavía podría decidir la mayoría en la cámara alta del poder legislativo.


Ilya Shapiro es Académico Titular de Estudios Constitucionales y Editor Tirular del Cato Supreme Court Review.

Este artículo fue publicado originalmente en Cato At Liberty (EE.UU.) el 4 de noviembre de 2020.

The post EEUU: Se terminó todo, menos el conteo (¿y los litigios?) por Ilya Shapiro appeared first on LaPatilla.com.

Source