Este viernes 13 de agosto de 2021 se firmó un memorando de entendimiento para un nuevo proceso de negociación entre delegados del gobierno y la oposición venezolana, encabezada por los partidos Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo. Este primer encuentro se realiza en Ciudad de México por tres días. 

Nicolás Maduro envió una delegación encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional dominada por el Partido Socialista Unido de Venezuela, Jorge Rodríguez. La delegación opositora la dirige el exalcalde y constitucionalista Gerardo Blyde. Ambos firmaron el memorando en un evento realizado en el Museo de Antropología de México. Cada delegación tiene nueve integrantes. En el acto participaron Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores de México, y Dag Nylander, representante de Noruega.

El memorando contempla una agenda de siete puntos:

  1. Derechos políticos para todos.
  2. Garantías electorales para todos. Cronograma electoral para elecciones observables. 
  3. Levantamiento de las sanciones. Restauración de derecho a activos.
  4. Respeto al Estado Constitucional de Derecho. 
  5. Convivencia política y social. Renuncia a la violencia. Reparación de las víctimas de la violencia. 
  6. Protección de la economía nacional y medidas de protección social al pueblo venezolano.
  7. Garantías de implementación, seguimiento y verificación de lo acordado. 

Fotografía de Claudio Cruz | AFP

El memorando establece que el objetivo de este proceso es “llegar a un acuerdo, a través de una negociación intensa, integral, incremental y pacífica, para establecer reglas claras de convivencia política y social, con respeto absoluto a la Constitución Nacional”.

Este proceso de negociación, que podría extenderse por meses, es promovido por el Reino de Noruega. Rusia y Países Bajos son los países acompañantes en estas conversaciones invitados por las delegaciones de gobierno y oposición, respectivamente. Estados Unidos, Canadá, Alemania, Turquía y Bolivia monitorearán las conversaciones, pero no tendrán participación directa, reportó Bloomberg.

El método establecido en el memorando de entendimiento señala que “la negociación se dará bajo el principio de que nada está acordado hasta que todo lo esté”, pero podrían lograr acuerdos parciales en temas que se consideren suficientemente discutidos o que deban implementarse de inmediato. Estos acuerdos parciales serán incluidos en el acuerdo final.

Es el quinto intento de negociación desde 2014 para destrabar la situación política de Venezuela, mientras el país atraviesa una emergencia humanitaria compleja desde hace seis años y se acerca al cuarto año en hiperinflación. Durante el más reciente intento de negociación, en 2019, el ACNUR estimaba que más de 3 millones de venezolanos habían emigrado o buscado refugio fuera de Venezuela. En la actualidad, esa cifra aumentó a 5.667.835 venezolanos.

Los intentos anteriores incluyeron dos mesas de diálogo impulsadas por el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas en medio de las protestas de 2014 y nuevamente en 2016, una negociación en República Dominicana desarrollada entre 2017 y 2018, y otro proceso de negociaciones desarrollado hace dos años entre Oslo y Barbados, este último también fue impulsado por Noruega. Ninguno de estos intentos llegó a un acuerdo definitivo entre las partes. 

Delegaciones del gobierno y la oposición de Venezuela firmaron memorando para iniciar negociación