Seleccionar página

“Los sucesos mitológicos de que habla Cuchulain, dan misterio al escenario de los relatos, y cuando tiene relación con la batalla de Mag Tuireadh, la más tremenda de las batallas mitológicas, y lo más tremendo que conocemos, están llenas de contenido poético o de interés histórico.” (W.B.Yeats).

Posiblemente de Cuchulain,  no tuviéramos sino un conocimiento  fragmentario de historias, y  gracias a Lady Gregory (1865-1939) en su traducción y rescritura  de manuscritos que posiblemente provenían del siglo IX,   copiados de otros manuscritos que atraparon  la eternidad de  historias orales, que eran contadas acompañadas de liras por druidas con palabras   encantadas que hechizaban a su público   alrededor de fogones que hervían  calderos con caldos suculentos  entre bebidas embriagantes como   la cerveza y el hidromiel.   No fur una labor simple  crear uno de los mejores libros Irlandeses, para ello fue necesario la pasión, erudición y paciencia    para transmitir  el  clima épico y lírico que sumerge al lector   en un universo mítico-poético que aun es fuente de inspiración.   Cada una aventura, batallas, dolores y amores de Cuchulain  poseen s n contexto pleno de metáforas poéticas:

 Estas narraciones se complementan con historias cortas, como el origen de los toros que provocaron la gran guerra entre el padre adoptivo de Cuchulain rey de Ulster,   y los reyes de Irlanda.

Héroe que desde niño sabía su destino, y no dudo al asumirlo,  a  diferencia  de los héroes de la Ilíada o del Mahabhata que eran movidos   por las ciega fuerza del destino. El Mastín sabía con certeza que sería una gran guerrero casi un dios, pero que moriría joven. No como el taimado Parsifal   sin conciencia de sus acciones. Por casualidad de niño oyó a Cathbal el Druida ”…enseñando a sus discípulos en su casa  al  noroeste de Emain. Aquel día estaban con el ocho muchachos y una de ellos le preguntó:<<¿Dicen tus signos para el día de hoy es bueno o malo para algunas cosa?>>

-Si un joven se arma hoy, su nombre será más grande que ningún otro de Irlanda. Pero su vida será corta. Cuchulain estaba afuera jugando pero oyó lo que decía Cathbal, y al momento se quitó las ropas y yendo derecho a la alcoba de Conchubar, le dijo:

-Ármame hoy es lo que deseo.

-¿Quién te ha metido eso en la cabeza?

-Cathbal el Druida

-En ese caso no te lo he de negar. Entonces le dio las armas a elegir… En aquel momento entro el Druida  y dijo asombrado:

– <<¿Qué esta haciéndose el chico armarse?>>

-¿Pues no fuiste tu quien le ánimo a armarse?

-No por cierto

-Entonces me haz mentido Cuchulain.

-…Yo no he mentido señor… dijo quien  por primera vez tomase hoy armas alcanzaría un nombre mayor que ningún otro de Irlanda, y no dijo que hubiera de acaecerle algún mal, sino que su vida sería corta.”

Aceptó su muerte y  vivió  con  plenitud cada instante, capaz de amar un paisaje o una banda de aves, o su pasión por uno de los caballos que guiaban su carroza el Torvo de Macha. que lo encontró a la orilla del lago gris  y el joven “…le echo los brazos al cuello y los dos lucharon y forcejaron y de esa manera recorrieron toda Irlanda.” Pero no por eso era seducido por cualquier bella mujer, rechazó incluso a Morrigu la diosa de la guerra al mostrársele como una bella  doncella. No huía de los Sidnes y sus  apariciones y mostraba gran  amor por sus compañeros de batalla.Pocos héroes han tenido que enfrentarse a tragedias como la que  lo devoro al tener que enfrentar sin saberlo  a su único hijo, concebido  por Aofin una guerrera a la que venció, y al dejarla le dio el anillo  de oro de su pulgar para que se lo diera su hijo tras ser entrenado y enviarlo a Ulster  para reencontrarse y  reconocerlo.  Aoifin fue consumida por los celos cuando el Mastín de Culain se enamoro y caso con Eman  y decide vengarse enfrentando el hijo al padre. Y al encontrase sus carros sobre la arena de la playa de Ulster se  enfrentaron por negarse a responder sus nombres  y origrn como se lo había hecho prometer su vengativa madre: 

“Y  Cuchulain pidió la Gae Bug (lanza) y la ira se apoderó de él, y entorno a su cabeza comenzaron a brillar las llamas de la luz del héroe, y por eso supo su hijo, que era Cuchulain su padre. Y en aquel mismo momento estaba lanzando su lanza contra él, y  la lanzo torcida, para que pasara sin tocarle. Pero Cuchulain le lanzó a él su lanza…, y se clavo en su cuerpo… Yo soy el padre que mato a su hijo la hermosa rama verde, no hay mano ni amparo que me ayude.

Yo soy un cuervo que no tiene hogar, soy un barco que va de ola en ola, soy una nave que ha perdido el timón… el dolor y la aflicción me acompañaran desde ahora-“

 El rasgo que permitía reconocerlo por su juventud era de las razones de qu su ira lo dominaba, por la burla de los otros guerreros por ser   barbilampiño, y en un enfrentamiento cubrió de hollín su rostro para que aceptaran combatir con él, también emanaba  el resplandor al verse en desventaja y de su cabellera brotaba un resplandor, que recuerda las aureolas llamaeantes de los santos cristianos.  

En el CuChulain de Lady Cregory cuando la ira y la cólera lo convierten en  antorcha viviente, por su ardor guerrero,   con tres baldes de agua fría lo apaciguban. En la primera ocasión que esto le sucedió lo calmaron   a través de la vergüenza. Cuando se acerco al  poblado con su carro y el  caballos esparce con sus cascos por aire   los terrones de tierra   como aves  y los copos de nieve que salpican el suelo es la espuma que esparcen desde la boca y el bocado. Se veía en la lejanía como una  nube mágica. Al reconocerlo Cochubar   dice:

“Yo conozco a ese luchador… Se ha enrojecido la mano y si no se enfría su cólera los jóvenes de Emain correrán peligrarán frente a el… consultaron todos entre ´si, y acordaron a enviar a ciento cincuenta mujeres  desnudas a recibirlo. Cuando el muchacho vio venir a las mujeres sintió vergüenza, y apoyándose la cabeza en los almohadones del carro escondió su cara. Y se fue de él la fiereza…”Es una metáfora poética del  destino del guerrero como diría Robert Graves  para apaciguar su violencia  la belleza y el amor solo  podían neutralizar el espíritu bélico masculino-patriarcal. Y este  simbolismo    presente en el cuadro de Sandro Boticelli (….)Venus y Marte, 1483, donde en un primer plano se ve en todo su esplendor la belleza y altivez de Venus o Afrodita,   destaca  el ceñidor con que es capaz de enloquecer de pasión amorosa a  cualquier hombre, y quien esta detrás de ella, es nada menos que Marte  el dios de la guerra, distendido, satisfecho, cansado tras haber amado a la bella Afrodita, mientras unos faunos juguetean con una lanza de caballero medieval, como una burla o sátira a la guerra.

La fuerza lirica de la palabra en el Cuchulain y la pasión amorosa de Emir, por su esposo  tras ser vencido por la traída de brujas,  que recuerdan a  las moiras griegas, y a las parcas. “Vio ante si en el camino a tres viejas brujas, todas ciegas del ojo izquierdo que estaban guisando un mastín venenoso.”

Crean el encantamiento de batallas ilusorias que acaban con la vida de Cuchulain y  logrando envenenarlo  y  sintir agarrotada la mano izquierda y un muslo.

Pero él quien asume su destino, sabe que va a la muerte como lo profetizara Cathbad el Druida en su niñez:

“Y si tu estás pesaroso y reacio  a dejarme –Druida- ir al combate, yo en cambio estoy contento y bien dispuesto… pues lo mismo si me quedo, igual meha de llegar la muerte.” 

Las lamentaciones de Emer tras la muerte de su amado esposo,   evidencia el amor que unía a estos seres míticos:

 “<<Yo soy Emer la de la Bella Figura… penosa me es la estancia sin el Mastín.>> Y después de eso Emer le pidió a Conall que hiciera una tumba ancha y muy honda para Cuchulain; y se tendió al lado de su gentil compañero, y puso su boca junto a la de él, y dijo: Ahora no seguiré viviendo si ti. Y la vida la abandono.”

https://www.analitica.com/opinion/cuchulain-el-guerrero-de-la-cabellera-ardiente/