Seleccionar página

En un recorrido, El Siglo constató que los aragüeños amanecieron en las colas de las diferentes estaciones de servicio de la ciudad de Maracay con la esperanza que el tan anhelado combustible llegara durante el transcurso de este lunes, milagro que no sucedió, generando malestar entre los usuarios.

El panorama que mostraban las colas era de personas decepcionadas por la situación, ya que tenían varios días esperando el combustible para llenar sus tanques de gasolina y hacer poder realizar sus actividades cotidianas.

Luis Gerardo Gómez dijo, “la situación con la gasolina es desesperante, desde hace dos semanas más o menos estoy intentando llenar mi tanque de gasolina, ya que tengo a mi mamá con una condición de salud bastante delicada y necesito trasladarme con frecuencia”.

Para Ana María Castillo echar combustible se ha vuelto un verdadero calvario. “Para la gasolina subsidiada duré tres días haciendo una cola la semana pasada y nunca llegó.

Durante el fin de semana intenté echar en divisas y no pude, pues en ninguna de las estaciones de servicio cercanas estaban surtiendo”.

Detalló que la crisis del país se agudiza, que ambos sectores políticos se echan la culpa uno a los otros y no hay una respuesta para el venezolano de a pie, esos que sufrimos para comprar los alimentos, medicinas, gas y gasolina.

“Todo en este país se volvió una mafia, lo que debe hacer el Gobierno es dolarizar todas las estaciones de servicio y que los mismos venezolanos se organicen y vean como rendir su presupuesto y así se acaba el bachaqueo con los mismos funcionarios”.

Por último, Omar Carrera nos dijo, “se cumplió el anuncio del presidente Maduro, ya no hay gasolina, entonces cómo decretas unas navidades felices sin los servicios básicos funcionando, sin gas para cocinar, sin gasolina y con un dólar que pisa casi los 700 mil bolívares, da tristeza ver en lo que se convirtió este país”. elsiglocomve

https://www.caraotadigital.net/nacionales/conductores-hastiados-se-volvieron-a-quedar-en-veremos-porque-no-llego-la-gasolina