Seleccionar página

Luego de la Consulta Popular llevada a cabo en diciembre de 2020, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, invitó a la población a movilizarse el próximo 5 de enero, día en que se instalará la nueva directiva del Parlamento elegida durante los comicios convocados por el régimen el pasado 6 de diciembre. Esto, para expresar su apoyo a la Asamblea Nacional (AN) elegida en las elecciones legislativas de 2015.

“Vamos a convocar a nuestra gente el 5 de enero para respaldar al Parlamento Nacional (…). Vamos a convocar al pueblo venezolano a exigir sus derechos, a protestar, a manifestarse (…) Somos mayoría. Es mayoría el pueblo que quiere cambio, que quiere vivir con dignidad”, manifestó el líder opositor.

Sin embargo, el propósito de Guaidó ha tomado una nueva dirección luego de que Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro, anunciara este viernes que el país entero regresará al esquema «7+7» a partir del 4 hasta el 10 de enero, con motivo a la pandemia del coronavirus.

Rodríguez señaló que la nueva semana del esquema iniciará con la conocida «cuarentena radical», para luego dar paso a la flexibilización. Cabe señalar que el régimen de Nicolás Maduro flexibilizó las medidas de bioseguridad durante las fiesta navideñas, pese a que la pandemia continúa.

Por tal motivo, los ciudadanos deberán esperar un pronunciamiento oficial por parte de la administración de Guaidó sobre las manifestaciones programadas para los próximos días.

¿Cómo afectará la nueva medida? 

Mientras el resto de los países del mundo han aplicado un confinamiento por la pandemia, en Venezuela se ha establecido una inusual medida intermitente, donde se alternan las medidas de restricción. Pero, ¿en qué consiste?

En los días de la flexibilización de la cuarentena un grupo de sectores seleccionados por el régimen podrán continuar con la actividades laborales. Sin embargo, se han fijado restricciones horarias para cada uno de ellos con la finalidad de evitar aglomeraciones de personas en las calles del país.

Ante ello, el régimen ha establecido distintos niveles para la flexibilización, que son aplicados en función a las cifras y los niveles de contagio registrados en cada estado.

En cuanto a la semana de radicalización, incluye un mayor distanciamiento social, la recomendación de uso de guantes y el uso obligatorio de mascarillas a cualquier persona que salga de su hogar y utilice el sistema de transporte público.

Por ejemplo, en el sistema Metro y Metrobús, las personas que laboran en los sectores priorizados por el régimen deberán presentar el carnet de la empresa en la que laboran para ingresar a las instalaciones.

Asimismo, en algunos municipios del país el régimen ha otorgado a la población un «pase de movilidad», con el fin de hacer cumplir la cuarentena en la zona y detener la propagación del virus.

El estado de alarma decretado por el régimen de Nicolás Maduro también indica que las aglomeraciones de personas quedan prohibidas durante su vigencia, esto incluye las protestas y manifestaciones, como método de prevención contra el virus.

https://www.caraotadigital.net/nacionales/como-afecta-la-semana-de-radicalizacion-a-la-movilizacion-convocada-por-guaido-para-el-5e