agosto 01 2020, 2:28 pm

La Junta Directiva del Colegio Nacional de Periodistas Ciudad Guayana, levanta su voz de protesta y denuncia pública a funcionarios de la Dirección General Contrainteligencia Militar DGCIM-Bolívar, quienes bajo amenazas y abuso de autoridad, sometieron al equipo periodístico del diario Correo del Caroní, e integrado por el periodista José Rivas y el fotógrafo agremiado William Urdaneta en la mañana de este viernes 31 de julio.

A Urdaneta, los funcionarios del DGCIM le hurtaron su celular y la memoria de su cámara, mientras que su paradero era desconocido hasta cuatro horas después que le liberaron, no sin antes hurtarle el material imprescindible para realizar su labor, por lo cual exigimos devolverle sus pertenencias.

La denuncia pública fue hecha por el periodista Javier Samuel Paredes, secretario general del gremio periodístico de Guayana, quien en lo inmediato puso en alerta a todo el gremio del CNP nacional y al sindicato nacional de trabajadores de la prensa (SNTP).

Paredes aseguró: “desde el gobierno regional se pretenden controlar a periodistas y fotógrafos de diversos medios en la zona, mediante el abuso por parte del DGCIM, violando así el estado de derecho y nuestra Ley del Ejercicio del periodismo.”

Acotó: “como secretario general y en nombre de todos los periodistas y reporteros gráficos, camarógrafos y trabajadores de la prensa, exigimos al gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri, el cese a las persecuciones y el irrespeto a lo dictado por la Carta Magna sobre el derecho a la libre circulación y la Ley del Ejercicio del Periodismo.”

Como se tiene conocimiento, en la mañana de este viernes el reconocido fotógrafo, William Urdaneta junto al periodista José Rivas, fueron detenidos en contra de su voluntad, sometido y llevado a un lugar desconocido por parte de funcionarios del DGCIM, cuando cumplían pautas en las inmediaciones de la redoma de la Paloma cercana a Makro en Puerto Ordaz.

Desde el gobierno regional y a través de estos funcionarios del DGCIM Bolívar y la funcionaria Yovana Pineda, quien al no ser profesional de la Comunicación Social, asume ilegalmente la función de coordinación de la Oficina de Comunicaciones del gobierno regional, se pretende imponer una campaña de miedo generalizado en contra de los trabajadores de la prensa, irrespetando incluso los salvoconductos logrados por estos trabajadores.

“Nosotros solicitamos lo más urgente posible una reunión inmediata con el gobernador Justo Noguera Pietri y esta junta directiva del CNP Guayana y Bolívar, para aclarar estos puntos y solicitarle todo el apoyo para los integrantes de este gremio, en vez de perseguir y confrontar a los trabajadores de la prensa,” indicó Paredes.

A todos esos que dicen resguardar nuestras leyes y proteger a nuestros ciudadanos, les decimos que los periodistas y fotógrafos “no cometemos delito alguno al ejercer legalmente nuestras labores diarias y nuestra profesión.”

Este hecho es el tercer intento que realiza el régimen para tratar acallar la labor de los periodistas en lo que va del año 2020, aseguró Paredes, por lo que solicitó a la Fiscalía Pública abrir un proceso de investigación ante este abuso de poder por parte de funcionarios del DGCIM y hace responsable de cualquier situación que padezca el reportero Urdaneta y al periodista José Rivas, al gobernador y al representante del DGCIM en el estado Bolívar.

Fotógrafo William Urdaneta, y periodista José Rivas, fueron liberados cuatro horas después tras ser sometido por el DGCIM, y hurtado celulares y memorias digitales. Responsabilizamos al gobernador Justo Noguera Pietri, como primera autoridad del estado Bolívar (Foto Cortesía)

Nota de prensa

https://www.lapatilla.com/2020/08/01/cnp-guayana-rechaza-abusos-del-dgcim-bolivar-contra-periodistas-del-diario-correo-del-caroni/