Recuerdo cuando con sorpresa me percaté de cuán fácil era cambiar en papel los resultados modificando la manera en la cual se presentaban los números.  Dependiendo de la presentación que se diera, la visión con respecto a la situación financiera o el cálculo de cuánto le correspondía recibir a cada quién podía variar en forma notable.  Sólo quien hubiera tenido la oportunidad de ver los diferentes escenarios preparados y quien hubiera hecho un análisis profundo de los números podía ver lo que realmente estaba ocurriendo.

Vemos la imagen que nos presentan pero no vemos el trasfondo.  Vemos lo que quieren que veamos pero no lo que hubiéramos visto de no haberse maquillado la situación. Por eso es tan importante que los gerentes sean honestos y transparentes y que compartan los valores de lo que consideramos debe ser.  Por eso es tan importante visualizar los objetivos para nuestra vida, para nuestras empresas, para nuestra sociedad y compartir nuestra visión y nuestra misión con quienes trabajarán junto con nosotros para alcanzar los objetivos deseados.

Si nos involucramos, si participamos activamente, si nos mantenemos informados y preguntamos cuando no entendemos, si compartimos la información y cuestionamos lo que no nos cuadra, estaremos más capacitados para prevenir los engaños, los abusos y las manipulaciones.  Rodeémonos de gente que aún sueñe con transformarse y con transformarnos y que se sienta plena sirviendo, apoyando y compartiendo.  Rodeémonos de quienes utilicen sus talentos para beneficio de muchos y no solo para su propio beneficio.

Prendamos una vela y pasemos la luz!

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal

https://www.analitica.com/opinion/cambio-de-escenario-3/